SER FELIZ: UTOPIA O REALIDAD

0
195

Todos podemos ser más felices de lo que somos, más allá de la genética y las condiciones sociales y culturales. Es una cuestión de aprendizaje, práctica y cambio.

La fórmula de la felicidad está en el cerebro. Así, nosotros con nuestros pensamientos, emociones y conductas podemos modificar nuestro cerebro, aumentando lo que nos hace ser más felices y disminuyendo en él, lo que nos hace infelices, en definitiva, podemos cambiar el funcionamiento y la estructura de nuestro cerebro para nuestro beneficio. Las últimas investigaciones de la Neurociencias nos dicen que el cerebro está en constante cambio a lo largo de nuestra vida, sin importarle la edad que tengamos o las vivencias que hayamos tenido. Por ello, nosotros podemos hacer posible que se produzcan aquellos cambios cerebrales que nos hacen sentir felices, tal y como explica el Dalai Lama, TenzinGyatso (1935) “El verdadero secreto del camino de la felicidad es la determinación, el esfuerzo y el tiempo”. Es decir, es una tarea activa, constante, que requiere voluntad, conciencia y esfuerzo.

Gracias al gran avance sobre el conocimiento sobre el cerebro se sabe que la felicidad no es un estado que se llega por azar.

La felicidad, al igual que todo, hay que trabajarla. Hay que comprometerse con uno mismo para hacer lo que nos hace felices, y este compromiso debemos renovarlo cada día. De este modo, nuestro cerebro se irá habituando a nuestra nueva forma de pensar, sentir, y en definitiva, vivir y cada dia será más fácil sentirnos felices.

¿Qué le ocurre a nuestro cerebro cuando nos deprimimos? ¿y cuando estamos ansiosos?. Para que nuestro cerebro funcione correctamente es necesario que haya una cantidad determinada de sustancias químicas (neurotransmisores y hormonas) que permitan la comunicación entre las neuronas. Cuando hay un desequilibrio en estas sustancias se produce un desajuste en nuestros estados emocionales, cognitivos y conductuales, lo que en términos más sencillos llamamos malestarpsicoemocional, en contraste con los estados de bienestar que sentimos cuando todo está en perfecto equilibrio u homeostasis. Cuando de verdad disfrutamos de la vida y somos felices.

El conocer cómo podemos ser más felices puede ser de ayuda a cualquier edad y tener beneficios en todos los aspectos de nuestra vida, desde las relaciones familiares, personales, afectivas y laborables hasta conseguir logros que consideramos importantes

Pero es más, también ayuda el tener unas herramientas que nos permitan tolerar el dolor, la frustración, el fracaso, la desesperanza, el estrés físico y psíquico, y seguir adelante con ánimo, confianza en nosotros mismos y esperanza.

Algunas de estas herramientas son:

La práctica del Mindfulness cuyo significado es “Conciencia Plena”, puede ser un camino para sentirnos más felices pues permite reducir el dolor, el sufrimiento y la impulsividad, aumentando la concentración y la conciencia de uno mismo. Además, puede ayudar a aceptar las cosas tal y como son, y disfrutar “el aquí y ahora” del momento presente, sin juzgarlo.

En los Talleres Anti estrés y Grupos de Estiramientos terapéuticos aprendemos a localizar, sentir, percibir y eliminar esas tensiones de origen físico o psíquico que nos impiden realizar nuestras actividades diarias en un estado de bienestar y disfrute, produciendo síntomas como el dolor de espalda, cuello, ansiedad, migrañas, ataques de pánico e incluso depresión.

La psicoterapia como espacio de desarrollo personal, nos proporciona los recursos internos para abordar, resolver y/o solucionar nuestros conflictos psicoemocionales. Ayudando a establecer mejores vínculos, a adaptarse mejor a los cambios, y elevar nuestra autoestima. Supone un proceso de transformación personal.

Todo lo anteriormente expuesto, significa entender que ser feliz requiere esfuerzo y que hay que trabajar todo los días y que si lo hacemos estableceremos en nuestra vida una disciplina que nos permitirá tener confianza en nosotros mismos para superar todos los avatares que la vida nos vaya deparando.

Espacio Bienestar, al cuidado de tu salud cuerpo-mente.

Coordinadora del Centro: Carmen Espuña Ripoll

Psicóloga- Psicoterapeuta

Especialista en Terapia Psicocorporal y Espinología

Col.nº CV06233

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here