Lipofilling facial: rellenos faciales por transferencia de grasa

100
Qué es el lipofilling facial?

¿Qué es el lipofilling facial o la transferencia de grasa al rostro?

La transferencia de grasa facial -también conocida como injerto de grasa, lipofilling facial, o inyecciones de grasa,  es un procedimiento de cirugía plástica mínimamente invasivo que utiliza su propia grasa corporal (generalmente extraída de sus caderas, muslos o estómago) para agregar o restaurar el volumen de su rostro.

Por lo general, se realiza para restaurar las mejillas hundidas y los ojos de aspecto hueco, los labios finos y gruesos, y para suavizar los pliegues nasolabiales profundos y las líneas de marioneta, pero como indica el cirujano plástico especialista en lipofilling Dr. Julio Terrén (drterren.com), se puede realizar en cualquier zona de la cara donde se desee más plenitud. También se puede usar para mejorar la apariencia de las cicatrices.

Los rellenos faciales con grasa son realizados de forma habitual por un cirujano plástico.

La transferencia de grasa es un tratamiento ambulatorio de varios pasos que consiste en:

  • Extraer el exceso de grasa de una zona del cuerpo;
  • Purificar las células grasas con una centrifugadora o un filtro;
  • Inyectar la grasa purificada en la zona de tratamiento en forma de pequeñas gotas (a veces conocidas como “microgotas”), para rellenar, levantar y alisar.

Dado que la grasa es una de las mejores fuentes de células madre del cuerpo, la transferencia de grasa autóloga puede proporcionar beneficios adicionales contra el envejecimiento debido a estos factores de crecimiento y a su capacidad para estimular el crecimiento de colágeno más allá del área donde se transfiere la grasa. Esto ayuda al rejuvenecimiento facial en general para una apariencia más juvenil.

  • Un tratamiento de transferencia de grasa puede durar hasta dos horas, dependiendo de la cantidad de grasa cosechada y el tamaño y número de áreas que se rellenan.
  • La recuperación no es dolorosa, pero tendrá hinchazón, moretones y sensibilidad.
  • La mayoría de las personas pueden regresar al trabajo en aproximadamente 2-3 días.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del lipofilling facial con grasa propia?

Ventajas

  • La grasa transferida proviene de tu propio cuerpo, reduciendo la posibilidad de una reacción alérgica (que a veces puede ocurrir con los rellenos dérmicos sintéticos).
  • Las células madre presentes en la grasa pueden proporcionar un rejuvenecimiento facial continuo, de adentro hacia afuera.
  • La grasa transferida es la opción de mayor duración frente a cualquier tipo de relleno dérmico, para revertir la pérdida de volumen en tu rostro.
  • Se realiza siempre con anestesia local.

Desventajas

  • El procedimiento de transferencia de grasa de tres pasos, toma mucho más tiempo que la simple inyección de relleno dérmico.
  • Sólo se puede injertar una cantidad limitada de grasa en un momento dado.
  • No toda la grasa transferida sobrevivirá, por lo que los resultados pueden ser impredecibles.
  • Los bultos y nódulos son comunes y pueden durar unas pocas semanas.
  • La recuperación toma por lo menos una semana e implica hinchazón, moretones y dolor.
  • A corto plazo, el injerto de grasa facial cuesta más que los rellenos dérmicos u otros inyectables. (Sin embargo, el costo a largo plazo puede ser menor que el de tener múltiples tratamientos de relleno durante varios años).

¿En que consiste la lipotransferencia o transferencia de grasa facial?

lipotransferencia en el rostroUn procedimiento de transferencia de grasa facial tiene tres etapas y puede durar hasta dos horas, dependiendo del volumen de grasa que se transfiera.

Según los cirujanos plásticos consultados, todos los pacientes se someten a un examen preoperatorio, para revisar la historia médica, discutir las expectativas y los resultados probables, y explicar todos los riesgos y beneficios del procedimiento, así como las alternativas.

  • Cosechando la grasa: Después de que tu y tu cirujano elijais la zona donde se extraerá la grasa (normalmente los muslos o el abdomen), se te administrará anestesia local con sedación oral. Se hará una pequeña incisión en la zona donante y una cánula (un tubo delgado y hueco) conectada a una aspiradora extrae y recoge la grasa, en un proceso similar a la liposucción.
  • Purificando la grasa: Las células de grasa se centrifugan en una centrifugadora y se filtran para eliminar las impurezas. La grasa purificada se transfiere luego a cánulas o jeringas más pequeñas para sus inyecciones.
  • Transferencia de la grasa: Una vez que tu cara es adormecida con anestesia local, tu cirujano insertará una pequeña cánula en el área a la que se va a transferir la grasa para dotarla de mayor volumen y eliminar las arrugas, pasando la cánula dentro y fuera para ser llenada varias veces. Cada pasada deposita una línea de tejido graso hasta que se alcanza el volumen deseado.

La recuperación de la lipotransferencia en el rostro: ¿Qué puedes esperar después de la transferencia de grasa facial?

La mayoría de la gente se toma una semana de descanso del trabajo debido a la hinchazón, el enrojecimiento y los moratones, aunque deberías ser capaz de reanudar la mayoría de las actividades dentro de dos a tres días.

  • No necesitas hacer nada vigoroso durante varios días, para reducir el riesgo de moratones, pero esa es tu única restricción, aparte de poner presión en el sitio injertado.
  • La recuperación de la transferencia de grasa facial suele ser relativamente fácil, ya que es mínimamente dolorosa.
  • Espera un enrojecimiento alrededor de los sitios de inyección y un leve dolor o molestia tanto en el injerto como en el sitio del donante durante un par de días. Los medicamentos para el dolor pueden ayudar a controlar las molestias.
  • La hinchazón debe desaparecer en una o dos semanas y puede reducirse manteniendo la cara elevada, con almohadas detrás de la cabeza. La mayoría de los cirujanos no recomiendan el hielo, porque se quiere maximizar la supervivencia de la grasa.
  • Cualquier hematoma en el lugar de la inyección debe desaparecer en dos semanas y puede cubrirse con maquillaje.

¿Cuánto tiempo tardaré en ver los resultados?

Los resultados aparecerán en etapas.

  • En los primeros tres meses, entre el 40 y el 60% de las células grasas morirán. La mayoría de los cirujanos sobrellenarán, en anticipación a esta pérdida de grasa, así que en los primeros dos a cuatro meses, la cara parecerá sobrellenada o hinchada en las áreas que fueron inyectadas.
  • A los tres o cuatro meses, el volumen estará en su estado más bajo.
  • Entre los cuatro a nueve meses, las células grasas que han sobrevivido comenzarán a hincharse.

Generalmente los resultados definitivos no se ven hasta aproximadamente nueve meses.

Algunos pacientes tienen resultados mínimos porque las células grasas transferidas no sobreviven. En general, a mayor edad del paciente, menos grasa sobrevive. También se cree que los fumadores tienen peores resultados.

La grasa transferida es impredecible, y cerca de la mitad de los pacientes necesitan un procedimiento de retoque después de seis meses o un año para mejorar aún más los resultados iniciales.

¿Cuanto duran los resultados de la transferencia de grasa?

rellenos con grasa en la caraDespués de nueve meses, los resultados son permanentes, con algunas advertencias.

  • La grasa que sobreviva no será absorbida, por lo que habremos conseguido dar volumen a la zona deseada.
  • Dicho volumen ira disminuyendo progresivamente sólo cuando el proceso normal de envejecimiento afecte a toda la cara.
  • Sin embargo, dado que esta grasa es ahora parte de ti, cualquier cambio de peso – ya sea pérdida o aumento – puede cambiar la apariencia de tu cara también.

El mayor inconveniente de los injertos de grasa es que es imposible predecir cuánta grasa se reabsorberá, y cuánta permanecerá permanentemente en el área inyectada.

Si no estás contento/a con el resultado final porque parece demasiado lleno o simplemente no te gusta la estética de la transferencia de grasa, es difícil de revertir. Mientras que el relleno dérmico puede ser disuelto, la eliminación de la grasa es más difícil. Las inyecciones de esteroides pueden ayudar, y algunos han abogado por la micro liposucción para eliminar el exceso de grasa. A veces la grasa se puede extraer directamente, en casos de bultos o protuberancias específicas.

Para evitar el “remordimiento del comprador”, algunos médicos sugieren que los pacientes primero prueben un relleno como el Restylane o el Juvéderm, para ver de antemano cómo se verá la voluminación antes de comprometerse con un procedimiento de transferencia de grasa.

¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios de la transferencia de grasa facial?

La transferencia de grasa facial es, por lo general, un procedimiento de bajo riesgo, pero existe la posibilidad de que se produzcan hematomas, embolias de grasa, cicatrices y, en algunos casos raros, necrosis de grasa facial.  Como en cualquier procedimiento quirúrgico, es posible que se produzcan infecciones o reacciones alérgicas a los medicamentos.

Como se ha mencionado, un riesgo estético de la transferencia de grasa facial es una baja tasa de supervivencia de la grasa transferida, lo que puede dar lugar a un resultado final indeseable que puede ser difícil de corregir.

Ten especial cuidado al considerar la transferencia de grasa facial por el hueco en el área de los ojos, ya que existen algunos riesgos adicionales asociados. Los cirujanos tienen opiniones encontradas, ya que algunos instan a los pacientes a evitar completamente la transferencia de grasa a esta zona y otros afirman que, si se realiza correctamente, la transferencia de grasa facial debajo de los ojos produce resultados favorables y duraderos, sin complicaciones.

Las alternativas a la transferencia de grasa facial: los rellenos dérmicos faciales

Cuando se trata de añadir volumen a la cara, los rellenos dérmicos siguen siendo la opción más popular. El relleno es predecible, fácil de realizar, no requiere tiempo de inactividad y dura entre seis meses y un año o más, dependiendo de la cantidad de relleno que se coloque.

Tu cirujano puede recomendar qué relleno es el mejor para tus necesidades específicas. Las opciones más populares incluyen:

Juvéderm:  Hay cinco versiones de este relleno dérmico de ácido hialurónico, cada una formulada con una textura y densidad únicas. Los rellenos Juvéderm están destinados a restaurar el volumen que ha perdido -o a aumentar el volumen de lo que ya tiene- y se utilizan para levantar las mejillas, rellenar los labios y suavizar las líneas finas.

Restylane: Otro relleno a base de ácido hialurónico, Restylane añade temporalmente volumen a los labios rellenos, levanta las mejillas, suaviza las arrugas, rellena las cicatrices y los huecos debajo de los ojos y rejuvenece las manos envejecidas. Restylane difiere de Juvéderm en que es un gel granular, lo que significa que no es tan suave pero es más cohesivo y se queda donde se coloca en lugar de difundirse en el tejido.

Debido a esto, Restylane es a menudo preferido para aumentar el volumen en las mejillas y otras áreas de la cara de una manera que Juvéderm no puede. Pero esta consistencia también puede conducir a la formación de bultos, que se suavizan durante el procedimiento por el profesional.

Hay cuatro tipos de relleno de Restylane, cada uno con una textura, densidad y profundidad de inyección específicas, por lo que cada uno funciona mejor para ciertas áreas y propósitos. Una de las variaciones, Restylane Lyft, es particularmente eficaz para rellenar las líneas más profundas y suavizar las arrugas de las manos. Consiste en ácido hialurónico, lidocaína (para el tratamiento del dolor) y agua.

Sculptra Aesthetic: Más duradero que los rellenos de ácido hialurónico como Juvéderm o Restylane, Sculptra reduce la aparición de líneas finas y arrugas. Está hecho de ácido poliláctico (PLLA), que estimula la producción de colágeno. Sculptra puede reemplazar el volumen facial que se ha perdido debido a la pérdida de peso o al envejecimiento, pero no se recomienda su uso en los labios o alrededor de los ojos.

Colágeno: Como el primer relleno facial aprobado por la FDA, el colágeno se ha utilizado desde la década de 1980 en el rostro, apuntando a las patas de gallo; suavizando las líneas de la sonrisa, los pliegues nasolabiales y las arrugas de la frente; y rellenando los labios. Algunas personas prefieren el colágeno bovino (vaca) o porcino (cerdo), porque el cuerpo lo absorbe más lentamente que el colágeno humano, pero el colágeno hecho con ingredientes sintéticos y bovinos (Bellafill) tiene los resultados más duraderos.

Compartir