Calcificaciones en el hombro: causas, síntomas y tratamientos

261
calcificaciones en el hombro

Las calcificaciones en el hombro son la acumulación de cristales de calcio en los tendones, causando dolor y limitación de movimiento. Las causas son variadas, incluyendo alteraciones metabólicas y factores genéticos. El tratamiento puede involucrar medicamentos, fisioterapia, terapias alternativas y, en casos graves, cirugía. Es importante mantener un peso saludable, evitar movimientos repetitivos y fortalecer los músculos del hombro para prevenir estas calcificaciones. La recuperación depende del tratamiento y puede requerir rehabilitación.

Síntomas de las calcificaciones en el hombro

Las calcificaciones en el hombro pueden manifestarse a través de varios síntomas que afectan a la articulación y limitan su funcionalidad.

A continuación, detallamos los principales síntomas asociados a este problema:

  • Dolor agudo en la articulación del hombro: Una de las manifestaciones más comunes de las calcificaciones en el hombro es el dolor intenso en esta zona específica. El dolor puede ser constante o aparecer de forma intermitente, y puede irradiarse hacia el brazo o el cuello.
  • Limitación de movimientos: Las calcificaciones pueden causar rigidez y dificultad para mover el hombro de manera normal. Los movimientos, como levantar el brazo o girarlo, pueden volverse dolorosos y limitados.
  • Dificultad para dormir: El dolor y la incomodidad causados por las calcificaciones en el hombro pueden interferir en el sueño, dificultando encontrar una posición cómoda para descansar adecuadamente.
  • Malestar en la zona afectada: Junto con el dolor, es común experimentar sensaciones molestas en la región del hombro con calcificaciones, como sensibilidad al tacto o sensación de pesadez.

Es importante tener en cuenta que los síntomas pueden variar de una persona a otra, y la intensidad de los mismos puede depender del tamaño y ubicación de las calcificaciones. Ante la presencia de estos síntomas, es recomendable buscar atención médica especializada para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Causas de las calcificaciones en el hombro

Las calcificaciones en el hombro pueden ser causadas por diversas razones, aunque no se han definido completamente las causas exactas. Veamos ahora algunas de las posibles causas asociadas a este problema:

Alteraciones del metabolismo

  • Factores genéticos: Una predisposición genética puede aumentar la probabilidad de desarrollar calcificaciones.
  • Trastornos hormonales: Desequilibrios hormonales pueden afectar la regulación del calcio, favoreciendo su acumulación en los tendones.
  • Problemas en la eliminación del calcio: Dificultades en la eliminación natural del calcio del cuerpo pueden contribuir a su depósito en los tejidos blandos.

Degeneración celular

  • Envejecimiento: El desgaste natural del tejido con la edad puede aumentar la susceptibilidad a la calcificación.
  • Daño celular: Microtraumatismos o lesiones en los tendones pueden generar daño celular y la posterior acumulación de calcio.

Genética

Predisposición hereditaria: Ciertas personas pueden tener una mayor propensión a la formación de calcificaciones debido a su composición genética.

Microtraumatismos por repetición

  • Movimientos repetitivos: Movimientos específicos realizados de forma continua pueden generar estrés en los tendones y contribuir a la calcificación.
  • Carga excesiva: Levantar pesos desproporcionados a la capacidad del individuo puede sobrecargar los tendones y aumentar el riesgo de calcificaciones.

Trastornos endocrinos

  • Desequilibrios hormonales: Alteraciones en la producción de hormonas, como la tiroxina o la testosterona, pueden influir en el metabolismo del calcio y su acumulación en los tendones.
  • Mal funcionamiento de las glándulas endocrinas: Problemas en las glándulas responsables de la regulación hormonal pueden afectar el metabolismo del calcio y contribuir a la calcificación.

Otras causas a considerar

  • Edad: A medida que envejecemos, aumenta el riesgo de desarrollar calcificaciones en los tendones, lo que puede deberse a cambios en los procesos metabólicos y la degeneración celular.
  • Género: Aunque las calcificaciones en el hombro pueden afectar tanto a hombres como a mujeres, se ha observado que son más comunes en mujeres.
  • Enfermedades subyacentes: Algunas condiciones de salud, como la diabetes, se han asociado con un mayor riesgo de padecer calcificaciones en el hombro.

Diagnóstico de la tendinitis calcificante: una mirada en profundidad

diagnostico calcificaciones en el hombro con resonancia magnética
diagnostico calcificaciones en el hombro con resonancia magnética

El diagnóstico preciso de la tendinitis calcificante es fundamental para determinar el tratamiento adecuado y asegurar una recuperación eficaz. Para ello, los traumatólogos especialistas en calcificaciones en el hombro de Regenerat clínica, combinan una evaluación física exhaustiva con pruebas complementarias específicas.

Exploración física

  • Evaluación del dolor: Se analiza la ubicación, intensidad y características del dolor para identificar su origen y severidad.
  • Palpación: Se busca sensibilidad o puntos gatillo en el tendón afectado.
  • Rango de movimiento: Se evalúa la amplitud de movimiento del hombro para detectar posibles limitaciones.
  • Movimientos específicos: Se realizan pruebas para determinar si la lesión está relacionada con el manguito rotador u otras estructuras del hombro.

Pruebas complementarias

  • Radiografía: Permite visualizar la presencia de calcificaciones en el tendón.
  • Ecografía: Ofrece imágenes detalladas del tendón, incluyendo el tamaño, la ubicación y la forma de las calcificaciones.
  • Resonancia magnética: Proporciona una vista más completa de los tejidos blandos del hombro, incluyendo el tendón, los músculos, los ligamentos y la bursa. Esta prueba puede ser útil para descartar otras lesiones y determinar la extensión de la tendinitis calcificante.

En algunos casos, pueden ser necesarias otras pruebas como la electromiografía (EMG) para evaluar la función nerviosa muscular.

El diagnóstico final de la tendinitis calcificante lo realiza el traumatólogo después de analizar la información obtenida de la evaluación física y las pruebas complementarias.

Tratamiento de las calcificaciones en el hombro

El tratamiento de las calcificaciones en el hombro puede variar según la gravedad del caso y la respuesta del paciente. A continuación, se presentan las opciones de tratamiento médico, fisioterapia y ejercicios, terapias alternativas y opciones quirúrgicas que se pueden considerar:

Infiltración de corticoides para las calcificaciones en el hombro

infiltración corticoides para calcificaciones en el hombro
El traumatólogo Dr. Miguel Alfonso Porcar realiza una infiltración para tratar calcificaciones en el hombro

Las calcificaciones en el hombro son depósitos de calcio que se forman en los tendones. Pueden causar dolor intenso y rigidez.

En casos leves a moderados, se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Estos medicamentos pueden ser administrados de forma oral o mediante inyecciones directamente en la articulación del hombro. También se puede considerar el uso de analgésicos para controlar el dolor.

Las infiltraciones de corticoides son una opción de tratamiento que consiste en inyectar un potente antiinflamatorio directamente en el tendón afectado.

¿Cuándo se recomienda?

  • Cuando el dolor es intenso y no responde a otros tratamientos como la fisioterapia o los antiinflamatorios orales.
  • Cuando las calcificaciones son de tamaño pequeño o mediano.
  • Cuando el paciente no desea o no puede someterse a una cirugía.

¿Cómo se realiza?

  • Se realiza en una consulta médica bajo condiciones estériles.
  • Se aplica anestesia local en la zona de la inyección.
  • Se inyecta el corticoide con una aguja fina.
  • El procedimiento suele durar unos minutos.

¿Cuáles son los beneficios?

  • Alivio rápido del dolor y la inflamación.
  • Mejora de la movilidad del hombro.
  • Efecto generalmente duradero de varias semanas o meses.

¿Cuáles son los riesgos?

  • Dolor leve durante o después de la inyección.
  • Atrofia del tendón (en raras ocasiones).
  • Infección (muy poco probable).
  • Debilitamiento del tendón (en casos excepcionales).
  • Aumento de la presión arterial y del azúcar en sangre (en pacientes con diabetes).

¿Es la mejor opción para mí?

En nuestra clínica contamos con un equipo de traumatólogos altamente especializados en el tratamiento de las calcificaciones en el hombro. Ver más en Regenerat clínica (regeneratclinica.com), donde te ofrecemos una atención personalizada y un enfoque individualizado para cada paciente, con el objetivo de lograr una recuperación rápida y completa.

Fisioterapia y ejercicios

La fisioterapia desempeña un papel fundamental en el tratamiento de las calcificaciones en el hombro. Los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento pueden ayudar a mejorar la movilidad y reducir el dolor. Un fisioterapeuta puede enseñar técnicas específicas y diseñar un programa de ejercicios personalizado para cada paciente.

Tratamiento de las calcificaciones en el hombro con ondas extracorpóreas

Existen diferentes terapias alternativas que se pueden considerar para el tratamiento de las calcificaciones en el hombro. Algunas opciones incluyen la acupuntura, la terapia de ondas de choque extracorpóreas y la terapia con ultrasonido.

Las ondas extracorpóreas (OEC) son una alternativa no invasiva y eficaz para el tratamiento de las calcificaciones en el hombro. Esta terapia utiliza ondas de sonido de alta energía para fragmentar los depósitos de calcio, lo que facilita su reabsorción por el cuerpo.

¿Cuándo se recomienda?

  • Cuando las calcificaciones son de tamaño pequeño o mediano.
  • Cuando el dolor es intenso y no responde a otros tratamientos como la fisioterapia o los antiinflamatorios.
  • Cuando el paciente no desea o no puede someterse a una cirugía.

¿Cómo se aplica?

  • El paciente se tumba en una camilla.
  • Se coloca un gel conductor sobre la piel del hombro.
  • Se aplica el aplicador de ondas extracorpóreas sobre la zona afectada.
  • El tratamiento dura unos 30 minutos.
  • Se suelen necesitar entre 3 y 5 sesiones para obtener resultados.

¿Cuáles son los beneficios?

  • Es un tratamiento no invasivo, sin incisiones ni anestesia.
  • Es un tratamiento ambulatorio, el paciente puede irse a casa después de la sesión.
  • Es un tratamiento eficaz, con una tasa de éxito de hasta el 80%.
  • Es un tratamiento seguro, con pocos efectos secundarios.

¿Cuáles son los riesgos?

  • Dolor leve durante o después del tratamiento.
  • Enrojecimiento e hinchazón de la piel.
  • Hematomas.
  • Quemaduras leves.

Tratamiento de las calcificaciones en el hombro mediante artroscopia

La artroscopia de hombro es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que permite visualizar y tratar las calcificaciones en el hombro. Esta técnica se utiliza cuando otros tratamientos, como la fisioterapia o las ondas extracorpóreas, no han sido efectivos o no son adecuados para el paciente.

¿Cuándo se recomienda?

  • Cuando las calcificaciones son de tamaño grande o complejo.
  • Cuando las calcificaciones provocan dolor intenso y limitación de la movilidad del hombro.
  • Cuando las calcificaciones han fracasado a otros tratamientos.

¿Cómo se realiza?

  • Se realiza bajo anestesia general o local más sedación.
  • Se realizan pequeñas incisiones en la piel del hombro.
  • Se introduce una cámara de vídeo y pequeños instrumentos quirúrgicos a través de las incisiones.
  • Se visualiza la articulación del hombro y se localizan las calcificaciones.
  • Se eliminan las calcificaciones mediante diferentes técnicas, como la fragmentación con láser o la resección con instrumentos quirúrgicos.
  • Se cierra la herida con suturas.

¿Cuáles son los beneficios?

  • Es una técnica mínimamente invasiva, con menor dolor y menor riesgo de complicaciones que la cirugía abierta.
  • Permite una visualización precisa de la articulación del hombro.
  • Permite la eliminación completa de las calcificaciones.
  • Ofrece una recuperación rápida y una mejor movilidad del hombro.

¿Cuáles son los riesgos?

  • Dolor leve durante o después del tratamiento.
  • Infección.
  • Hematoma.
  • Rigidez articular.
  • Lesión de nervios o vasos sanguíneos.

Prevención de las calcificaciones en el hombro

La prevención de las calcificaciones en el hombro es fundamental para evitar su aparición y reducir el riesgo de sufrir dolor y limitación de movimiento en la articulación.

A continuación hablamos sobre algunas medidas y consejos que pueden ayudar a prevenir esta condición:

Prevención de las calcificaciones en el hombro: claves para proteger tus articulaciones

Prevenir la formación de calcificaciones en el hombro es crucial para evitar dolor, rigidez y limitaciones en la movilidad. Adoptando medidas proactivas, puedes reducir significativamente el riesgo de sufrir esta condición y mantener la salud de tus articulaciones.

En este artículo, te presentamos las estrategias más efectivas para prevenir las calcificaciones en el hombro:

1. Mantén un peso saludable

  • El exceso de peso genera una carga adicional en el hombro, lo que aumenta la probabilidad de calcificaciones.
  • Alcanzar y mantener un peso adecuado alivia la presión sobre la articulación y reduce el riesgo de desarrollar esta condición.

2. Evita movimientos repetitivos

  • La ejecución constante de los mismos movimientos puede generar microtraumatismos y desencadenar la formación de calcificaciones.
  • Varía tus actividades y toma descansos regulares para evitar el estrés excesivo en el hombro.

3. Protege tu hombro durante el ejercicio

  • Implementa técnicas adecuadas y dedica tiempo a calentar y estirar antes de realizar cualquier actividad física que implique el uso del hombro.
  • Si es necesario, utiliza equipo de protección como coderas o muñequeras para minimizar el riesgo de lesiones.

4. Alimentación saludable y equilibrada

  • Una dieta rica en frutas, verduras y alimentos bajos en grasas saturadas es fundamental para la salud de los tejidos y la prevención de calcificaciones.
  • Asegúrate de consumir suficiente vitamina D, ya que su deficiencia puede afectar el metabolismo del calcio en el cuerpo.

5. Ejercicio regular y fortalecimiento muscular

  • Realizar ejercicio de forma regular y fortalecer los músculos que rodean el hombro es vital para prevenir lesiones y mantener la salud articular.
  • Ejercicios como levantamiento de pesas ligero, ejercicios de resistencia y estiramientos específicos para el hombro fortalecen la articulación y la zona escapular, reduciendo el riesgo de microtraumatismos.

Al seguir estas recomendaciones, puedes proteger tus hombros de las calcificaciones y disfrutar de una mayor movilidad y bienestar.

Recuperación tras el tratamiento de las calcificaciones en el hombro

La recuperación después del tratamiento de las calcificaciones en el hombro puede variar dependiendo del tipo de tratamiento que se haya llevado a cabo.

En general, se espera una mejora gradual a lo largo del tiempo, especialmente cuando se combina el tratamiento médico con la fisioterapia.

Si se ha optado por tratamientos conservadores, como medicamentos antiinflamatorios y fisioterapia, es importante seguir el plan de tratamiento recomendado por el médico y participar activamente en las sesiones de fisioterapia.

Los ejercicios y la movilización del hombro bajo la supervisión de un fisioterapeuta son fundamentales para restaurar la fuerza y la movilidad en la articulación del hombro.

En algunos casos, se pueden utilizar terapias alternativas para acelerar el proceso de recuperación. Estas pueden incluir la aplicación de frío o calor en la zona afectada, técnicas de masaje específicas para el hombro y el uso de dispositivos de terapia física como la electrolisis percutánea terapeútica o EPTE.

En situaciones más graves, cuando las calcificaciones en el hombro son muy grandes o no responden a los tratamientos conservadores, puede ser necesario considerar opciones quirúrgicas. La cirugía se reserva para casos selectos y se lleva a cabo para eliminar las calcificaciones, reparar los tejidos dañados y restaurar la funcionalidad normal del hombro. Después de la cirugía, se requerirá un período de rehabilitación y seguimiento para lograr una completa recuperación.

Es importante tener en cuenta que la recuperación puede llevar tiempo y paciencia. Cada persona puede tener una experiencia diferente y el tiempo necesario para una recuperación completa puede variar.