Piel, menopausia y envejecimiento

1517

¿Por qué estoy perdiendo la firmeza de la cara y se me marcan las arrugas?
¿Por qué tengo más adiposidades localizadas? 
                                              

¿Por qué me aumenta la celulitis y la flacidez?
¿Por qué estoy tan ansiosa, nerviosa?

Si bien la vida sedentaria, la dieta inadecuada y la exposición solar, son factores que favorecen la aparición de estos problemas, también los cambios hormonales que se suceden con el paso de los años tienen una  enorme influencia.

Pubertad, embarazo y  menopausia, son las tres etapas de la mujer en las que las hormonas juegan un papel fundamental.

Entre los 45 y los 55 años los ovarios de una mujer dejan de producir óvulos y producen menos estrógeno y progesterona. Los cambios en estas hormonas causan síntomas como los citados anteriormente: flacidez, arrugas, celulitis, ansiedad….

El déficit estrogénico que sigue a la menopausia causa severos desórdenes en el tejido conjuntivo de la mujer, principalmente en la piel, huesos y vasos sanguíneos.

 

Principales cambios que aparecerán en la piel en la menopausia:

  • Una reducción de la producción del colágeno, por lo que la piel se vuelve más fina y quebradiza
  • Una disminución de la hidratación, por lo que la piel presenta un aspecto seco y rugoso.
  • Vemos también una disminución de la elasticidad.
  • Se intensifica el número y profundidad de las arrugas.
  • La flacidezse aprecia, con mayor intensidad, en la parte inferior del rostro y en el cuello, así como en la parte interior de los brazos y piernas.
  • Aparecen manchas oscuras, por lo que el tono de la piel ya no es uniforme, siendo estas más visibles en las zonas más expuestas al sol como son la cara y las manos.

Afortunadamente los avances en medicina estética han hecho cada vez más asequible el sueño de paralizar algunas de las señales del paso del tiempo.

Los tratamientos más eficaces para la piel en la menopausia son:

  • Los inyectables dérmicos reabsorbibles como el ácido hialurónico que se utilizan para el relleno de arrugas y para restaurar el volumen perdido (bioplastia), así como para mejorar su hidratación.
  • La Toxina Botulínicapara las arrugas de expresión.
  • Para la flacidez, disponemos de los inductores del colágeno. Productos como Sculptra, Radiesse o los Hilos de ác. poliláctico permitenelevar los tejidos de la cara, sobre todo los pómulos.
  • El láser y el peeling químicolos utilizaremos para la eliminación de las manchas oscuras y para revitalizar la piel.

En cuanto a las adiposidades localizadas (abdomen, flancos, caderas…), sin lugar a dudas, la mejor forma de perder los kilos de más es  una  combinación de dieta y ejercicio pero en la menopausia hay una tendencia a aumentar la masa grasa que en ocasiones se resiste a desaparecer.

Un método para combatir este problema es la “ intralipoterapiao  Aqualix  Consiste en inyectar en la capa grasa  desoxicolato de sodio, una sustancia que, a modo de detergente, disuelve la grasa, que luego es metabolizada por el organismo. No está indicado para perder peso, sino  para terminar con esos acúmulos de grasa que no se van con la dieta.  Además, se usa solo en áreas donde hay una cierto grosor de adipocitos, ya que única y exclusivamente se puede infiltrar en la grasa. Se  requieren de dos a cuatro sesiones, espaciadas un mes entre ellas.   Este sistema es similar a una liposucción –sin cirugía– al acabar con esa grasa de forma permanente.

 

Clínica Cunill