Fisioterapia en alteraciones del suelo pélvico

0
248

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos en la posición adecuada, porque de ello depende su normal funcionamiento.

¿Cuáles son sus alteraciones más frecuentes?

Normalmente, estas alteraciones vienen ocasionadas por debilidad de las estructuras de soporte del suelo pélvico, músculos y ligamentos. Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos, disfunciones sexuales o dolor lumbar. El aumento del tono muscular en esta zona también provoca alteraciones importantes como disfunción sexual, dolor o contracturas.

¿Qué puede causar alteraciones del suelo pélvico?

La lesión o debilidad de la musculatura perineal puede estar ocasionada por diversas causas:

  • En el Embarazo, tanto el peso del útero como el efecto relajador de las hormonas pueden debilitar el suelo pélvico
  • El Parto puede provocar lesiones músculo-aponeuróticas y neurológicas durante el periodo expulsivo. Además los esfuerzos realizados actúan directamente sobre la musculatura del suelo pélvico
  • Falta de estrógenos en mujeres posmenopáusicas: provocan pérdida de tono y flacidez de los músculos perineales
  • Intervenciones quirúrgicas sobre el periné
  • Obesidad
  • Estreñimiento
  • Tos crónica del tabaquismo
  • Profesiones de riesgo (deportistas, cantantes, músicos de instrumentos de viento)
  • Desconocimiento o falta de conciencia de la zona perineal y de su participación en la fisiología sexual, urológica y digestiva

¿Qué alteraciones se pueden tratar con fisioterapia?

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo con disfunción del suelo pélvico: provoca pérdidas de orina relacionadas con esfuerzos habituales como toser, reírse, correr, etc.
  • Hiperactividad del detrusor: también ocasiona pérdidas de orina, pero esta vez por falta del control en las contracciones del músculo detrusor
  • Incontinencia urinaria mixta: combinación de ambos tipos de incontinencia
  • Prolapsos en sus dos primeras fases: se refiere al descenso de pared uterina sobre todo, aunque en ocasiones el recto también puede llegar a perder su estabilidad y caer
  • Dolor pélvico crónico y agudo de origen muscular
  • Disfunciones sexuales de origen pélvico

Recuerda que el 80% de las mujeres sufren algún trastorno del suelo pélvico a lo largo de la vida, y que la mayoría de ellos se pueden tratar con fisioterapia no invasiva. Si necesitas rehabilitación del suelo pélvico o quieres prevenir su aparición, no dudes en contactar con nosotros y te informaremos sin compromiso.

 

Solicita información sin compromiso en tu centro especializado, Clínica de Fisioterapia Patraix.

Clínica Alcubo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here