8 maneras simples de revertir naturalmente y curar la caries dental

0
1716
Trucos para previenir caries dental

¿Todavía crees en el ratoncito Pérez? Tus dientes, al igual que cualquier otra parte de tu cuerpo, requieren atención y cuidado adecuado. Si no te gusta visitar al dentista, puedes tratar de prevenir la caries dental por cuenta propia. Los médicos aconsejan la combinación de una excelente higiene dental con algunos cambios dietéticos sencillos.

Esta es una lista de trucos simples y naturales que puedes hacer por cuenta propia para prevenir y revertir la caries dental.

1. Cambia tus hábitos alimenticios.

Cambiar tus hábitos alimenticios y cambiar a una dieta sana y saludable siempre ayuda a mejorar la salud, sin importar cuál sea el objetivo. Un estudio publicado en The British Medical Journal sugirió que un cambio en la dieta en realidad puede revertir la caries dental. Ya sabemos que el consumo de productos ricos en azúcar provoca caries y que el ácido fítico puede bloquear la absorción de calcio. Sin embargo, si cambias tus hábitos alimenticios, es posible que nunca te enfrente a tales problemas.

Obtén más calcio. Es el componente principal de la construcción de tus huesos y dientes. Toma productos lácteos todos los días (leche, yogur, crema agria y queso).

Bebe bebidas sin azúcar. Evita tomar refrescos, zuos y bebidas gaseosas. Puedes probar batidos de frutas y té sin azúcar. El agua tiene muchos buenos efectos en tu cuerpo, incluyendo una mayor hidratación y un mayor flujo de saliva.

2. Mastica chicle sin azúcar.

Puede sonar irónico, pero masticar chicle sin azúcar puede ayudarte a prevenir la caries dental. La mayoría de los chicles sin azúcar contienen un componente llamado xilitol, que es un edulcorante natural. A diferencia de los alimentos, el xilitol no conduce al crecimiento de bacterias en la boca. Además, cuando masticas, tu boca se llena de saliva que puede lavar naturalmente los restos de comida.

3. Cambia y limpia tu cepillo dental con regularidad.

cambiar cepillo de dientes con frecuencia evita las caries.El cepillo de dientes es la herramienta más importante a la hora de limpiar nuestros dientes, sin embargo, pocas gente sabe de la importancia que conlleva elegir el cepillo adecuado.

Elige siempre un cepillo de dientes pequeño o mediano, y asegúrate de que sus cerdas puedan llegar hasta las hendiduras de tus molares, donde los restos de comida pueden esconderse con mayor facilidad después de comer.

No uses fundas para tu cepillo de dientes porque puede contener bacterias y microorganismos. En su lugar, simplemente limpia el cepillo con agua después de cada uso y déjalo secar al aire. Y no dejes el cepillo de dientes en la misma habitación que el inodoro, ya que las bacterias fecales pueden acabar en él.

Cambia tu cepillo de dientes regularmente porque las cerdas se deterioran con el uso y el tiempo. Como resultado, no te limpias los dientes tan bien como con un cepillo de dientes nuevo.

4. Sigue una rutina básica de cuidado dental.

Puede sonar como un consejo demasiado familiar, pero realmente funciona. Según la Asociación Internacional de Salud Dental, casi el 42% de los adultos usan sólo un cepillo de dientes para su cuidado bucal. A veces no nos damos cuenta de que nuestro cuidado dental no es correcto o requiere cambios. Si deseas proteger tus dientes de las caries tempranas, incluye los siguientes pasos en tu rutina de cuidado dental por la mañana y antes de acostarte:

  • Cepíllate los dientes durante 2 minutos al menos dos veces al día. Trata de cepillar todas las superficies de tus dientes, llegando hasta los rincones más lejanos.
  • Usa hilo dental. A veces, incluso el cepillado no funciona tan bien como el uso del hilo dental. Usa hilo dental para sacar cualquier alimento que quede debajo de las encías y trate de llegar a los gérmenes que están atrapados allí.
  • Usa enjuague bucal. Cualquier enjuague bucal tiene un efecto antibacteriano y te ayuda a deshacerte de cualquier bacteria restante en tu boca. No te enjuagues la boca con agua – el efecto durará más tiempo.

5. Visita a tu dentista para limpiezas regulares.

Sabemos que las visitas regulares al dentista no son el procedimiento más agradable, pero siempre es mejor prevenir un problema que tratarlo. No importa como de bien te cepilles los dientes o uses el hilo dental, siempre habrá áreas que son difíciles de alcanzar.

Un dentista limpiará cerca de la línea de las encías en la parte posterior y frontal de los dientes para eliminar la placa y el sarro. La limpieza regular es un paso muy importante en la lucha contra las caries. Muchas personas dicen que disfrutan de las limpiezas y de la agradable sensación de suavidad de sus dientes después. Asegúrate de concertar una cita al menos una o dos veces al año.

6. Añade vitaminas y suplementos a tu dieta.

Ya se ha discutido eliminar caramelos y otros dulces de tu dieta, pero hay algo más que puedes hacer para ayudar a tu saliva a combatir la placa dental. Las vitaminas son esenciales para la buena salud de tus dientes.

Para promover la salivación, necesitas tomar muchos alimentos ricos en fibra como frutas, nueces y verduras. Los mejores son las manzanas, los plátanos, las coles de Bruselas y los guisantes.

Come alimentos integrales. Contienen mucha vitamina B y hierro. Además, los granos enteros contienen magnesio, un mineral que ayuda a absorber el calcio y a fortalecer los dientes.

Come mariscos con más frecuencia si deseas conseguir más vitamina D de tus comidas. El salmón, los arenques, el atún enlatado y las sardinas son una gran fuente de vitamina D.

7. El aceite de coco.

prevención de caries dental con aceite de coco.Puedes intentar usar el aceite de coco para proteger naturalmente tus dientes de la caries. El aceite elimina las bacterias de los dientes y las cura naturalmente. Simplemente enjuaga una cucharada de aceite de coco en la boca durante 20 minutos hasta que la saliva y el aceite adquieran un color blanco lechoso. No te lo tragues. Este método es muy simple y efectivo al mismo tiempo.

La extracción de aceite no revierte los efectos de la caries, pero ayuda a prevenir las caries. Por cierto, funciona el doble de efectivo que el cepillado y el uso de hilo dental.

8. Haz tu propia pasta de dientes remineralizante.

Esta sencilla receta de pasta de dientes requiere sólo unos pocos ingredientes naturales que se pueden comprar en cada tienda. Ya que lo haces tú mismo, puedes estar seguro de que todos los componentes son naturales y no dañarán tu salud. Necesitarás los siguientes ingredientes para hacer la pasta de dientes:

  • 4 cucharadas de calcio en polvo.
  • 1 cucharada de stevia.
  • 1 cucharada de sal marina.
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 1/4 taza de aceite de coco.

Mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una pasta. Úsala como sustituto de la pasta de dientes que uses habitualmente.

Recuerda: No utilices esta pasta de dientes durante más de 30 días seguidos debido a su estructura abrasiva y a la ausencia de flúor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here