RINOPLASTIA en Valencia

2000
rinoplastia en valencia Dr. Puig

La corrección de la nariz, que es la denominada Rinoplastia, es una intervención quirúrgica en la que se actúa sobre una zona del cuerpo extremadamente visible, por lo que no podemos olvidar nunca lo importante que es este acto quirúrgico para la persona que va a ser intervenida.

Profundamente conscientes de la belleza relacionada con las diferencias que nos distinguen, nos aferramos a respetar la personalidad de la cara, por lo que actuaremos siempre sobre los matices en el cambio de líneas y de proporciones.

Técnica quirúrgica de la rinoplastia

En primer lugar realizamos un estudio de la cara considerando sus tres dimensiones y sus formas de expresión.

  • La nariz no existe como algo único, sino que su proyección está relacionada con la frente y el mentón.
  • Así mismo en este examen nasal, siempre analizamos la parte interna para valorar posibles desviaciones del tabique nasal a fin de corregirlas en la misma intervención si las hubiera.
  • La Rinoplastia se puede practicar con anestesia general o con anestesia local acompañada de una sedación.
  • El paciente permanece en la clínica durante 24 horas, siendo valorado posteriormente en la consulta hasta la finalización del proceso. En muchos casos es posible realizar una cirugía ambulatoria, de forma que el paciente vuelve a casa en el mismo día, es decir sin hospitalización. 
  • La intervención se realiza a través de incisiones que se practican generalmente en el interior de la nariz, de tal forma que no queda ninguna cicatriz externa visible.
  • A través de estas incisiones el cirujano, corta, talla y modela los huesos y cartílagos de la nariz para conseguir el perfil y el estrechamiento deseados.
  • En los casos en los que hay una dificultad respiratoria nasal, puede ser necesario además modificar o resecar el cartílago del tabique nasal.
  • Después de la intervención habitualmente se coloca un taponamiento nasal y una férula de yeso o de plástico que se adapta a la nariz.

Los casos que requieren una rinoplastia debido al tabique nasal perforado por consumo de cocaína, dependiendo del grado de afectación, pueden ser totalmente irrecuperables mediante las técnicas de rinoplastia tradicional.

Postoperatorio y evolución de la Rinoplastia

  • El tiempo de taponamiento suele ser de 12-24 horas mientras que la férula nasal debe mantenerse 7 días.
  • El dolor postoperatorio de una Rinoplastia es habitualmente mínimo, se puede decir que no existe. Puede requerir un analgésico suave en las primeras 24 horas.
  • Al retirar la férula, la nariz presenta un edema pero ya se puede intuir el cambio de forma de la misma. Este edema disminuye progresivamente durante los dos o tres primeros meses, siendo la punta la última en deshincharse. Por este motivo no se puede emitir un juicio sobre el resultado definitivo de la Rinoplastia hasta pasados cuatro o cinco meses de la intervención.

rinoplastia puig2Riesgos posibles

Como en toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos en la misma.

  • Equimosis. Se produce una zona de “morados” que engloba los párpados inferiores. Desaparece progresivamente en 7-10 días.
  • Infección. Excepcional. Puede requerir antibióticos para su tratamiento.
  • No quedar satisfecho con los resultados estéticos o funcionales y requerir de una segunda operación de nariz con un especialista como el Dr. Pedro Antolín.

¿Cuándo se recomienda la segunda operación de nariz?

Generalmente, después de una rinoplastia, se necesitan unos doce meses para que los cambios se asienten y puedas ver los resultados finales de la intervención. Hasta que no pase un año después de la primera operación de nariz, no se recomienda una revisión voluntaria.

¿Han transcurrido los doce meses y todavía no siente que los cambios te sientan bien? Probablemente no estés seguro de ser el candidato adecuado para una segunda operación de nariz.

Las siguientes son algunas razones por las que su cirujano estético puede recomendar una revisión de la nariz.

Rinoplastia secundaria por obstrucción de las fosas nasales

Algunos pacientes se quejan de dificultades para respirar después de la primera rinoplastia. Si se realiza de forma inadecuada o demasiado agresiva, la nariz modificada podría albergar conductos nasales estrechos que afectan a la respiración sin problemas.

La sustitución incorrecta de los cartílagos y los tejidos de la nariz provocan un tabique desviado o perforado que distrae la respiración. En algunos casos, los pacientes registran una respiración normal durante periodos regulares con fuertes ronquidos y dificultad para respirar cuando hacen ejercicio. Si no se trata, los expertos afirman que esta afección conduce a la apnea del sueño.

Nariz fina o gruesa tras la 1ª cirugía nasal

Después de una rinoplastia, tu nariz debe tener un aspecto normal y natural que no grite “¡cirugía estética que salió mal!”.

Por desgracia, en algunas ocasiones, después de una operación de nariz, su nariz puede parecer demasiado fina o demasiado ancha. Grita que no es natural y que no es atractiva.

Esta es otra de las razones habituales por las que los pacientes vuelven a la mesa de operaciones para someterse a una rinoplastia de revisión.

Según uno de los principales especialistas de rinoplastia ultrasónica Dr. Moltó, la rinoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos más complejos del sector.

Requiere una gran destreza y un gran arte a la hora de remodelar la nariz según las instrucciones y especificaciones exactas del cliente. El Dr. Moltó o cualquier otro cirujano que hayas elegido para tu segunda cirugía de nariz, intentará reconstruir las deformaciones a tu gusto mediante una segunda operación de nariz.

Punta nasal puntiaguda, anormal y poco natural

Las puntas nasales son notoriamente difíciles de remodelar para que tengan un aspecto original o natural. Por desgracia, es el caso de la mayoría de los procedimientos de rinoplastia.

Debido a la hinchazón y los hematomas, las puntas nasales son propensas a cambiar o caer debido a los cambios drásticos realizados en la nariz. Por ejemplo, un aumento de la altura de la nariz puede perjudicar el criterio del cirujano estético, a la hora de remodelar la punta nasal dándole un aspecto puntiagudo. Estos cambios pueden parecer menores, pero tienen un impacto significativo en el aspecto general de la nariz.

2ª operación de nariz por cambio de deseos y objetivos del paciente

Como seres humanos, estamos obligados a sentirnos diferentes y a querer cosas diferentes después de algún tiempo. El cambio de objetivos estéticos es inevitable.

Un número importante de pacientes vuelven a la consulta del cirujano después de sentir un cambio en los objetivos y deseos estéticos. Muchos de estos casos suelen informar de resultados satisfactorios de la primera operación de nariz.

Rinoplastia secundaria por fibrosis, callo óseo y problemas de cicatrización

Después de una cirugía invasiva como la de la rinoplastia, es normal que se produzcan hematomas e hinchazón. Normalmente, estos problemas se resuelven con el tiempo. En cuatro semanas, debería estar bien.

Sin embargo, algunos pacientes no siguen el calendario de recuperación estándar y pueden desarrollar algunas complicaciones graves.

Con un exceso de tejidos cicatrizados o fibrosis, la condición puede forzar a la piel alrededor de la región nasal y al cartílago a moverse y alterar los resultados de la rinoplastia.

En algunos casos se produce un colapso del tabique que provoca dificultades respiratorias, como ya se ha comentado. En estos casos, no es necesario continuar con el proceso de curación. Consulte con un cirujano estético para una rinoplastia de revisión inmediata.

Accidentes

No podemos insistir lo suficiente en la necesidad de ser extremadamente cuidadoso después de la cirugía de rinoplastia. Los cuidados postoperatorios aumentan las posibilidades de éxito de la operación de nariz y de una rápida recuperación. Pero no siempre es así, ya que los accidentes ocurren de forma inesperada.

Los impactos físicos y de fuerza sobre una nariz en recuperación requieren una revisión urgente de la operación de nariz para reparar el daño y evitar una mayor deformación.

Se aconseja tener mucha precaución durante las primeras semanas y evitar la actividad física vigorosa. Sus débiles y vulnerables huesos nasales son los más propensos a sufrir en caso de accidente durante las primeras cuatro semanas después de la rinoplastia.

2ª cirugía nasal por infección

Las heridas mal vendadas o mal cuidadas son muy susceptibles de contraer bacterias e infecciones. Además, una colocación inadecuada de los tejidos y del cartílago nasal puede favorecer la aparición de infecciones. Para evitar ensuciar la estructura nasal, los cirujanos estéticos recomiendan una segunda operación de nariz para corregir los pequeños retoques y evitar que se conviertan en monstruos.

A veces, el instinto es lo único que se tiene. Si siente la necesidad de plantearse una segunda operación de nariz, hable con un especialista para que le oriente y le aconseje. Si superó bien la primera operación de nariz, una rinoplastia de revisión no debería ser del todo mala.

Consideraciones finales

La intención de la Rinoplastia es que la “nueva” nariz no llame la atención hacia ella, sino conseguir que se integre plenamente en el contexto general de la cara, produciendo un conjunto armónico y agradable. Es decir, que no se detecte que ha sido intervenida.

Dr. Julio Puig Melo

Cirugia de Nariz Julio Puig