TRAUMATISMOS DENTARIOS EN DIENTES TEMPORALES Y PERMANENTES

0
180

Los traumatismos dentarios son una situación bastante frecuente, que tratándose de una emergencia requiere de múltiples conocimientos y de un adiestramiento clínico adecuado  para actuar con rapidez y eficacia.

Las principales causas de un traumatismo dental son por accidentes o caídas, deportes de riesgo  y violencia. Su frecuencia es mayor a partir del segundo año de vida, cuando los niños empiezan a caminar y todavía no coordinan bien sus movimientos.

Hay factores físicos predisponentes como las maloclusiones de clase II, ya que los incisivos centrales superiores son las estructuras más prominentes de la cara.

Cuando el  golpe es directo en la boca, se podrá presentar dolor e inflamación durante varios días, si esté fue muy fuerte, pudo haber fracturado gran parte del diente, y en los siguientes dias si el golpe afecto la pulpa o nervio dental, este comenzara a cambiar de coloración, mas amarillo, grisaceo o negro. Debemos acudir al odontólogo para chequear una infección post- traumatismo.

Si el diente por un golpe fue avulsionado, es decir la pérdida total del diente, se debe tratar de reposicionar el diente en boca inmediatamente o sino se puede, limpiarlo y mantenerlo en un vaso de leche y acudir al odontólogo. El profesional posicionara el diente en el alveolo y si este quedo en buenas condiciones se realizara el tratamiento de conductos y la posterior rehabilitación.

             Fractura dental, tratamiento del conducto.                    Ferulización de provisional.

ACTITUD TERAPÉUTICA ANTE LOS TRAUMATISMOS DENTALES:

  1. Dientes sin fractura aparente ni lesión periodontal: La actitud terapéutica será expectante, ya que a veces se puede restablecer la normalidad pulpar pasado un tiempo.
  2. Dientes con fractura de la corona: La restauración se realiza mediante una restauración de composite o una corona ceramometalica.
  3. Dientes con exposición pulpar : Endodonciar los conductos del diente.
  4. Dientes con fractura de la raíz: tienen un pronóstico sombrio y la mayor parte tienen que ser resueltas por la exodoncia del diente. También se producen por traumas oclusales en pacientes bruxistas.
  5. Dientes con luxación completa y avulsión : Cuando un diente “sale” o se avulsiona completamente de su alveolo, es posible reimplantarlo. Si el diente ha estado fuera de la boca el pronóstico dependerá del tiempo que se tarde en reimplantarlo y del medio en que se ha conservado el diente hasta ese momento. El periodo crítico entre el trauma y la reimplantación para intentar un buen pronóstico es de 90 a 120 minutos.
  6. Dientes con subluxación (Intrusión y extrusión): Esta subluxación puede ser por impactación del diente (intrusión) o por salida parcial de este ( extrusión).En los casos leves de intrusión la conducta será expectante, en espera de que se produzca la reerupción del diente, controlando la vitalidad pulpar para en caso necesario realizar la endodoncia. Si no se produce la erupción, tendremos que actuar ortodóncica o quirúrgicamente.Los dientes con extrusión serán llevados a su alveolo, ferulizándolos y vigilando su vitalidad pulpar.

 

Clínica Dental F. García Armengol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here