Terapia de quelación de metales intravenosa

13104
terapia de quelación intravenosa

Terapia de Quelación: Una Estrategia para la Eliminación de Metales Pesados ¿Conoces la terapia de quelación? En este artículo, explicaremos en qué consiste, cómo se realiza y algunos aspectos clave que debes considerar si estás pensando en utilizar este tratamiento para depurar tu cuerpo de metales pesados.

Nuestro cuerpo acumula una gran cantidad de sustancias tóxicas provenientes del aire que respiramos, el agua que bebemos y los alimentos que consumimos. Desde dioxinas hasta metales pesados, se han identificado más de tres mil contaminantes en el aire de la mayoría de las ciudades.

El cuerpo humano actual contiene entre 400 y 700 veces más metales pesados xenobióticos que el de las personas que vivieron hace un siglo.

Comúnmente referidos como ‘metales pesados’ debido a su elevado peso atómico, su verdadera relevancia radica en su impacto biológico negativo, siendo más preciso denominarlos ‘metales xenobióticos’.

El Peligro del Plomo y el Cadmio Diversos estudios científicos estiman que el 83% de todas las enfermedades crónicas en humanos podrían estar causadas y perpetuadas por la acumulación de metales pesados en el cuerpo.

Metales como el calcio, cobalto, vanadio, plata, arsénico, cobre o mercurio pueden desencadenar problemas como arterioesclerosis generalizada, infartos, ictus y otras enfermedades crónicas que afectan órganos vitales.

Entre todos, el plomo y el cadmio merecen especial atención por su alta prevalencia y capacidad de acumulación, representando un grave riesgo para la salud.

Además, los mecanismos de toxicidad de la mayoría de los metales xenobióticos están vinculados con una disfunción arterial que reduce la producción de óxido nítrico, un importante vasodilatador natural.

El exceso de estos metales también incrementa la producción de radicales libres de oxígeno que dañan la estructura celular, afectando al ADN y deteriorando la membrana celular, lo que facilita el desarrollo de placas arterioescleróticas.

¿Qué es la quelación?

La quelación es un proceso químico en el cual un metal se une a una molécula orgánica específica, formando un complejo llamado quelato. Este proceso se utiliza tanto en aplicaciones industriales como en medicina.

En el ámbito médico, la terapia de quelación se refiere al uso de agentes quelantes para eliminar metales pesados, como el plomo, el mercurio o el arsénico, del cuerpo. Estos agentes quelantes se unen a los metales pesados presentes en el organismo, formando compuestos solubles que luego pueden ser excretados a través de la orina.

La quelación también se utiliza en tratamientos para ciertas enfermedades cardiovasculares, aunque su eficacia en este ámbito es un tema de debate y está en continua investigación. Además, se emplea en agricultura, tratamiento de aguas, y en la industria para controlar la disponibilidad de metales.

Terapia de quelación intravenosa o endovenosa

La terapia de quelación endovenosa es un procedimiento médico que consiste en la administración intravenosa de agentes quelantes con el fin de eliminar metales pesados y otros minerales tóxicos del cuerpo.

Este tratamiento se utiliza principalmente para tratar envenenamientos por metales pesados como plomo, mercurio, y arsénico.

Veamos las características clave de esta terapia:

  1. Agentes Quelantes Utilizados: Las sustancias más comúnmente usadas en la quelación endovenosa incluyen el EDTA (ácido etilendiaminotetraacético), DMSA (ácido dimercaptosuccínico) y DMPS (ácido dimercaptopropano sulfónico). Cada una de estas sustancias tiene la capacidad de unirse a metales pesados en el cuerpo, formando compuestos más estables que pueden ser eliminados a través de la orina.
  2. Procedimiento: Durante la terapia de quelación endovenosa, un agente quelante se administra directamente en el torrente sanguíneo a través de una vena. Esto se hace generalmente en un entorno clínico bajo la supervisión de un profesional de la salud.
  3. Duración del Tratamiento: La duración y la frecuencia de la terapia pueden variar según la severidad del envenenamiento por metales y la respuesta del paciente al tratamiento. Cada sesión puede durar varias horas, y el tratamiento completo puede extenderse por semanas o meses.
  4. Aplicaciones Médicas: Además del tratamiento de envenenamientos por metales pesados, algunos profesionales de la salud han utilizado la quelación endovenosa para tratar afecciones como enfermedades cardiovasculares y trastornos circulatorios, aunque su eficacia en estos casos es más controversial y está sujeta a debate en la comunidad médica.
  5. Efectos Secundarios y Riesgos: La terapia de quelación endovenosa puede tener efectos secundarios, incluyendo daño renal, desequilibrios electrolíticos, y reacciones alérgicas. Es crucial que se realice bajo supervisión médica para minimizar los riesgos y monitorizar cualquier efecto adverso.
  6. Evaluación y Seguimiento: Los pacientes suelen requerir evaluaciones regulares para monitorizar los niveles de metales en el cuerpo y ajustar el tratamiento según sea necesario.

¿En qué consiste la terapia de quelación intravenosa?

La terapia de quelación endovenosa se aplica para eliminar metales pesados en nuestras arterias, y es usada para toda patología de arterioesclerosis cardiovascular. Requiere la administración vía intravenosa de un suero fisiológico con una serie de substancias y complejos polivitamínicos y poliminerales con la intención de limpiar las arterias.

Estos agentes, conocidos también como quelantes o ligandos quelantes, son moléculas, ya sean orgánicas o inorgánicas, capaces de formar dos o más enlaces estables con un solo átomo de un metal específico.

¿Cuáles son los los agentes quelantes más habituales?

  • EDTA (ácido etilendiaminotetraacético), que es el más empleado por su eficacia.
  • Dimercaprol (BAL).
  • Ácido dimercaptosuccínico (DMSA).
  • Deferoxamina.
  • Penicilina: un quelante oral menos eficaz que los mencionados anteriormente.

El taponamiento de las arterias dependiendo del lugar donde se produzca, provocará infartos, trombosis, ceguera, impotencia, y con mayor gravedad en los enfermos diabéticos.

Con el sistema de la quelación, conseguimos que poco a poco se recanalicen las arterias. La quelación interrumpe la evolución de la enfermedad arteriosclerosa, limpiando las arterias, favoreciendo la elasticidad arterial y la oxigenación.

Es un tratamiento que ayuda a prolongar la vida y mejorar síntomas de diferentes enfermedades degenerativas. El tratamiento de quelación debe ir acompañado de un programa nutricional, ejercicio y terapia anti estrés.

¿Cuántas terapias de quelación se necesitan?

El número de terapias de quelación que una persona necesita depende de varios factores, incluyendo la severidad del envenenamiento por metales pesados, el tipo de metal involucrado, la salud general del paciente, y cómo responde al tratamiento.

No existe un número fijo de sesiones que sea adecuado para todos los casos.

En general, el tratamiento puede variar desde unas pocas sesiones hasta varias decenas. Por ejemplo, en casos de envenenamiento crónico por plomo, pueden requerirse hasta 20 o más sesiones de quelación.

El tratamiento standard es de entre 20 y 30 sesiones de terapia, distribuyendo de 2 a 4 sesiones por semana, y llevar a cabo evaluaciones periódicas del paciente para supervisar su progreso.

Cada sesión de quelación puede durar varias horas y, a menudo, se programan con intervalos semanales o más frecuentes, según la gravedad del caso y la respuesta del paciente al tratamiento.

Es importante destacar que la terapia de quelación debe ser supervisada por un médico especializado, quien determinará la duración del tratamiento basándose en pruebas regulares y evaluaciones del estado del paciente. Además, el tratamiento debe ser personalizado para cada individuo, ajustándose según sea necesario para maximizar su efectividad y minimizar los riesgos.

¿Quiénes se benefician de la quelación intravenosa?

En conclusión, se pueden beneficiar los pacientes con las siguientes enfermedades:

  • Isquemias cardiaca, infarto, angina de pecho.
  • Colesterol, triglicéridos elevados.
  • Obstrucción arterial, placas de ateroma.
  • Arteriosclerosis.
  • Parkinson, Alzheimer.
  • Gangrena diabética.
  • Enfermedades cerebrales degenerativas.
  • Regula la tensión arterial.
  • Tromboangeitis obliterante.
  • Disminución de la potencia sexual.
  • Perdida de memoria.
  • Enfermedades oculares.
  • Acufenos, vértigos.

Cuando el paciente acude para el tratamiento de la quelación, se le practica un estudio completo de sus posibilidades con tratamiento de la limpieza arterial. Para conocer el estado del paciente: análisis, electrocardiograma, dopler o arteriografía.

Cada caso es distinto y se le informa al paciente de sus posibilidades con tratamiento de la limpieza arterial. La terapia de quelación, es segura y no dolorosa. El tratamiento implica una serie de 30-35 infusiones endovenosas, y cada sesión dura unas 3 horas.

Este tratamiento se efectúa en diferentes países, sobre todo en Estados Unidos, con un resultado de excelente a muy bueno, del 71 al 90%. Los residuos de la quelación son eliminados a través de la orina.

La quelación se puede prescribir como:

A.- TRATAMIENTO PREVENTIVO

PERSONAS QUE ESTAN BIEN DE SALUD
PERSONAS QUE TIENEN ANTECEDENTES
FAMILIARES DE PROBLEMAS ARTERIALES
Se practican 6-8 sueros al año, como medida preventiva para mejorar sus arterias.

B.- TRATAMIENTO DE LAS PATOLOGÍAS

PERSONAS QUE TIENEN UNA ENFERMEDAD
VASCULAR, COMO DIABETES, ARTERIOSCLEROSIS, ALZHEIMER, PARKINSON, ISQUEMIAS, IMPOTENCIA VASCULAR.

Se practica 1-2 sueros a la semana dependiendo de la gravedad del paciente, hasta conseguir la revascularización arterial.

¿Cuánto cuesta la terapia de quelación?

El tratamiento de quelación tiene un coste significativo y no está libre de riesgos. El precio de cada sesión varía entre 75 y 120 euros, y es común que los pacientes se sometan a muchas de estas sesiones, que duran alrededor de tres horas cada una, a lo largo de varios meses.

En total, el costo de un ciclo completo de tratamiento puede superar los 4000 euros y, habitualmente, no está incluido en la cobertura de los seguros médicos.