IMPULSIVIDAD EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA

0
441

La impulsividad se define como una conducta que es expresión de diferentes alteraciones; el control de los impulsos como una función del psiquismo que se adquiere durante el neurodesarrollo y mediante la interacción social. La impulsividad, por tanto, forma parte del gran abanico de conductas previsibles en el desarrollo del niño. Los límites entre la impulsividad normal y la patológica son difusos y varían con la edad del niño o del adolescente.

Los actos impulsivos son aquellos que se realizan sin reflexionar, a consecuencia de una imperativa y arrolladora necesidad limitadora de la libertad. Al faltar todo control autorreflexivo (recapacitación), no se ven o no se tienen en cuenta los efectos de dichos actos. La persona que realiza el acto impulsivo no puede inhibirlo voluntariamente o bien es incapaz de oponerse al impulso.

La capacidad para la reflexión se estabiliza a partir de los 7 – 8 años, y permanece inalterada para el resto de la vida del individuo. Existen diferencias propias de cada niño, en cuanto a su estilo cognitivo de respuesta que se mantienen estables en el tiempo, pero también se observa un aumento de la tendencia a la reflexión con la edad.

Cuando la impulsividad se considera como un síntoma, puede formar parte de muy diversos cuadros psiquiátricos en niños y adolescentes.

Los principales trastornos que tienen como síntoma la impulsividad serían los siguientes:

  1. TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD.
  2. TRASTORNO DE CONDUCTA. COMPORTAMIENTOS RETADORES O AGRESIVOS.
  3. TRASTORNOS DE LOS HÁBITOS Y DEL CONTROL DE LOS IMPULSOS:

    1. TRICOTILOMANIA – Arrancarse el cabello.
    2. CLEPTOMANIA – Robo de objetos.
    3. PIROMANIA – Provocación de incendios.
    4. LUDOPATIA – Juegos.
  4. OTROS:
    1. TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD:
      Límite, Antisocial.
      Límite – Inestabilidad Emocional.
      Antisocial – Comportamientos Retadores o Agresivos.
    2. TRASTORNOS DE CONDUCTA ALIMENTARIA.
      Bulimia, Trastorno por atracón, Adicciones Alimentarias.
    3. TRASTORNO POR ADICCIÓN A LAS PRÁCTICAS DEPORTIVAS.
    4. TRASTORNOS POR ADICCIÓN A INTERNET, VIDEOJUEGOS, TELEVISIÓN, ETC.
    5. TRASTORNO POR CONSUMO DE SUSTANCIAS.
    6. TRASTORNOS RELACIONADOS CON LA SEXUALIDAD.
    7. TRASTORNOS CON UNA PROBABLE BASE ORGÁNICA:
      Retraso Mental, Alteraciones o Disfunciones Cerebrales, Trastornos del Desarrollo, etc.

    Carmen Gonzalez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here