ALERGIA AMBIENTAL

0
312

La alergia es una reacción exagerada de nuestro sistema inmune contra sustancias externas, el hecho de que unas personas desarrollen más alergias que otras y a agentes externos distintos forma parte del concepto de TERRENO.

La alergia a los pólenes afecta en España a más del 20% de la población y es causada principalmente por las gramíneas, le siguen el olivo, la parietaria y el ciprés, en la actualidad el volumen de alérgenos conocidos supera los 1.500.

La causa mas frecuente de polinosis en Europa debido a su amplia distribución son las gramíneas, estas constituyen una familia de alrededor de 700 géneros y unas 12.000 especies, sus pólenes poseen una gran potencia alergógena.

Es importante conocer la planta y la época de polinización del polen causante de la polinosis, durante estos periodos conviene mantener las ventanas cerradas durante la noche y evitar salir al aire libre entre las 5 y las 10 de la mañana, momento de máxima emisión de polen, y también de 7 a 8 de la tarde, por el descenso del polen desde lo alto de la atmósfera al enfriarse el aire. Usar gafas de sol para salir al exterior, evitar tumbarse en el césped y secar la ropa al aire libre, el polen puede quedar atrapado en ella, sobre todo los días de viento o muy soleados, por la máxima concentración de pólenes.

La reacción alérgica puede comenzar a los 5 años y es rara tras los 60, su máxima incidencia es entre los 15 y los 35 años. Los síntomas de rinitis y conjuntivitis son los más frecuentes, pero también pueden provocar reacción bronquial e incluso asma.

Para evitar estos procesos alérgicos, debemos situarnos en una primera etapa de PREVENCION y evitando ante todo el desarrollo de un TERRENO ALERGICO.

Para ello hay que comenzar, como base, con una buena alimentación y nutrientes naturales que ayuden al organismo a modular la función del sistema inmune. Al tiempo hay que considerar el ritmo de vida y la contaminación, hay doble prevalencia de polinosis en el medio urbano que en el rural, a pesar de que en este la concentración de pólenes es menor.

Cuando la reacción alérgica ya se ha desencadenado, la medicina natural y la homeopatía como tratamiento sintomático e inmunomodulador es más efectiva que los fármacos antialérgicos y además sin efectos secundarios, nada desdeñables en la terapéutica antialérgica convencional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here