OTROS MÉTODOS PARA DEJAR DE FUMAR

0
575

Para muchas personas dejar de fumar es todo un reto.

Hay personas que han dejado de fumar de las más variopintas maneras, y aquí os contaré algunos métodos que han utilizado y que les han servido, aunque fuese temporalmente.

Uno de los métodos más usuales para dejar de fumar es aprovechar cuando se tiene la gripe o se está acatarrado, la debilidad general del organismo hace que no se tenga ganas ni de fumar. También suele funcionar bastante bien las intervenciones u operaciones, los post-operatorios no sólo sirven para recuperarse sino también como tratamientos de desintoxicación.

Otras personas lo han dejado lavándose los dientes o comiendo una manzana cada vez que les apetecía un cigarro, se puede explicar esto porque tenemos automatizado el no introducir nada en nuestra boca una vez la hemos lavado.

Otras personas incluso han llegado a beber agua mezclada con colillas y cenizas para poder cogerle asco a los cigarrillos y así poderse mentalizar de lo que realmente se están introduciendo en su organismo.

Una de las más curiosas es “hacer el teatro”, se trata de hacer como que se fuma sin realmente hacerlo, pero realizando las poses y los gestos tal cual, sin llegar a tener el cigarro en la mano, o con él, si fuese necesario.

El no saber que hacer con las manos a muchas personas les ha salido rentable, no sólo por lo que se han ahorrado en tabaco, sino además, porque se han convertido en unos apreciados manitas, bien de la pintura, del tricot, del crochet, del punto de cruz o del petit point.

Algunas personas simplemente, se ponen una fecha simbólica, o el recordatorio de un acontecimiento importante en sus vidas, y dejan de fumar. También suelen funcionar las promesas, una persona me comentó que ante la enfermedad de un hijo, su esposa y él prometieron dejar de fumar y así lo hicieron.

Hay algunas personas que al levantarse un día se dijeron a sí mismas “ya no fumo”, y así fue para siempre, sin pasarlo mal, sin ningún síntoma del síndrome de abstinencia, sin malos humos, pero claro, eso no suele ser lo habitual. Al miedo a no tener tabaco pasan al miedo a pasarlo mal, miedo a no poder fumar, miedo a que les ofrezcan un cigarrillo, miedo a que sea para siempre, miedo a recaer, miedo a tener miedo…….muchos miedos están asociados con el tabaco. Han olvidado que hubo un momento en sus vidas que estuvieron bien, sin fumar.

Puedes probar cualquiera de estos métodos o si quieres todos, son casos verídicos de personas que lo lograron. Sin embargo si te resulta difícil, o sabes que con ayuda será más fácil y rápido. Sin pasar ningún malestar, sin engordar por no fumar, sin utilizar fármacos, y con una garantía de dos años, puedes ponerte en contacto conmigo, el método utilizado es hipnosis y EMDR, la combinación de ambas metodologías ayuda a erradicar el hábito y a eliminar la ansiedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here