HIPERACTIVIDAD (TDAH) Y POTENCIALES P300

0
144

¿QUÉ ES EL TDAH?
El Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad (TDAH) es un trastorno de base neurobiológica y que afecta a diversas áreas de la vida del niño que lo padece, tales como el rendimiento escolar y el comportamiento, con repercusiones en el área social, es decir, en la manera de relacionarse con otros niños y adultos. Este trastorno se caracteriza por un conjunto de síntomas que se resumen en tres apartados: la atención, la impulsividad y la hiperactividad motora.
Se trata de un trastorno muy prevalente, encontrándose en un rango de entre un 5 y un 10% de la población en edad escolar, uno de cada aula, y es más frecuente en los niños que en niñas (4:1).

¿CUÁNDO SE PUEDE SOSPECHAR QUE UN NIÑO TIENE TDAH?
Existe una gran heterogeneidad en los síntomas, existiendo tres subtipos: el subtipo de predominio Inatento, el de predominio Hiperactivo-Impulsivo, y el Combinado. Los del suptipo Hiperactivo-Impulsivo, son niños que destacan por su comportamiento excesivamente inquieto, tienen dificultades para esperar su turno, interrumpen, y suelen crear problemas en clase y fuera de ella. Los niños que presentan el subtipo Inatento, tienen una marcada dificultad para seguir instrucciones, mantener la atención mucho rato, organizarse y prestar atención a detalles, y es mas frecuente en las niñas. El subtipo combinado es el que presenta la mayoría de los síntomas referidos, es el más problemático y además el más frecuente de todos.

¿QUÉ DEBEMOS HACER LOS PADRES ANTE ESTE PROBLEMA?
Es necesario buscar una precisa evaluación por parte de profesionales especializados, como el neuropediatra. Es importante identificar y tratar también los trastornos asociados que suelen darse, como las dificultades del aprendizaje o trastornos opsicionistas.

¿CÓMO SE LLEGA AL DIAGNÓSTICO?
El diagnóstico es fundamentalmente clínico y la valoración de un niño con sospecha de TDAH debe comenzar con una exploración neurológica, y una valoración neuropsicológica sobre funciones cerebrales superiores, inteligencia general, lenguaje, etc. Dentro de la valoración neurológica, se incluye la exploración física general y exploraciones complementarias que incluyen estudios neurofisiológicos y si se precisan de neuroimagen. Los estudios habituales son el EEG y los potenciales evocados P300 que es la prueba neurofisiológica más relacionada con el TDAH.

¿QUÉ SON LOS POTENCIALES EVOCADOS P300?
Se trata de una respuesta cerebral a un estímulo infrecuente auditivo o visual que genera un potencial positivo registrado en torno a los 300 milisegundos tras la detección de un estímulo diana. Se presentan al niño dos estímulos distintos que aparecen al azar, y se le pide que apriete un botón ante la aparición de uno de los dos. En la modalidad auditiva se presentan estímulos auditivos, y en la modalidad visual los estímulos son visuales. La respuesta neurofisiológica se registra mediante la colocación de electrodos sobre la superficie craneal sobre la línea media (FZ-CZ-PZ), y por separado para los distintos tipos de estímulo. La aparición del estímulo diana produce un par de ondas negativas (N1 y N2) y otro par de ondas positivas (P2 y P3), siendo la P300 la onda positiva que aparece en torno a los 300 milisegundos, y que se relaciona con los procesos atencionales, anticipación y memoria de trabajo.
Los niños TDAH, muestran una variación en los valores de latencia y amplitud de la P300 y la distribución topográfica de la misma: una latencia aumentada apuntaría a un enlentecimiento en la velocidad de procesamiento de los estímulos presentados, y una disminución en la amplitud de la onda de una afectación de la atención y la memoria de trabajo.
Además la P300 es muy útil para objetivar la eficacia del tratamiento administrado, puesto que se ha demostrado que el tratamiento farmacológico eficaz contribuye a la centralización de la respuesta neurofisiológica y a la normalización de sus parámetros, al tiempo que se comprueban sus correlatos clínicos, por lo que se objetiva si el paciente es respondedor a la medicación dada.

El INVANEP (Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica), C/Artes Gráficas 23, bajo, junto al estadio Mestalla (Tf: 963613300) es un centro médico especializado en neuropediatría donde se hacen los estudios neurológicos precisos de los niños con TDAH. En el INVANEP se realizan exploraciones complementarias como electroencefalogramas (EEG) y potenciales evocados P3000 para el DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO del TDAH en la infancia y adolescencia.
CONSULTAR LA WEB: www.invanep.com
Dr. Fernando Mulas – Especialista en Neurología y en Pediatría.
Director del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica (INVANEP).
Patricia Roca – Psicóloga, INVANEP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here