Seguro de vida y 8 causas de fallecimiento sorprendentes

43
seguro de vida y fallecimiento en deportes peligrosos

Un seguro de vida es un contrato entre una persona o tomador que se compromete a realizar un pago periódico o prima, y la compañía aseguradora, la cual debe de pagar una cantidad monetaria o capital, en el caso de que se produzca el fallecimiento del tomador de la póliza.

Con la cobertura por fallecimiento, el seguro de vida cubre las causas por fallecimiento más comunes y en las que todos pensamos de forma inmediata: accidente, muerte natural, por enfermedad…

Además del fallecimiento por causas más comunes, muchos seguros de vida incluyen la incapacidad temporal y/o permanente, además de otras causas especiales de fallecimiento como enfermedad grave o accidente.

Así por ejemplo desde hace más de un año las compañias de seguros cubren entre otras enfermedades el fallecimiento por coronavirus.

El período de impugnación en el seguro de vida

El período de impugnación se creó para evitar la selección adversa, que es cuando una persona contrata un seguro sabiendo que podría morir en unos meses.

Da a las compañías de seguros dos años a partir de la fecha en que se contrató el seguro para verificar la información que se facilitó en la solicitud.

Por tanto, si falleces durante los dos primeros años de tu póliza de seguro de vida, el periodo de impugnación permite a tu aseguradora abrir una investigación que puede incluir la solicitud de:

  • Un informe de autopsia.
  • Una orden para obtener el historial médico.
  • Una declaración de tu agente de seguros.
  • Entrevistas con tus familiares y amigos.

Supongamos que no mencionas en tu solicitud de seguro que fumas, y que un año después mueres de cáncer de pulmón. Lo más probable es que la investigación sobre tu muerte revele que eras consumidor de tabaco. Al haber dado información incorrecta, tu aseguradora podría decidir no pagar su seguro a tus beneficiarios.

Sin embargo, la información errónea en tu solicitud debe tener relación con la causa de su muerte para que la aseguradora rechace su reclamación. Por ejemplo, si usted escribió que había nacido el 1 de abril de 1982, en lugar del 1 de mayo de 1982, una compañía de seguros nunca se negaría a pagar el seguro de vida.

Una vez finalizado el periodo de impugnación, tu seguro ya no puede ser impugnado, a menos que haya habido fraude (una declaración falsa deliberada de la reclamación). Ocultar a su aseguradora el hecho de que es usted fumador, por ejemplo, es un fraude.

Ahora que ya sabemos qué es un seguro de vida y en qué consiste el período de impugnación, veamos los 8 casos más raros en los que el seguro de vida tambien te cubre.

Fallecimientos soprendentes que el seguro de vida si cubre

No, tu seguro de vida no solo te cubrirá si mueres tranquilamente mientras duermes a la avanzada edad de 102 años. De hecho, el seguro de vida se aplica a la mayoría de las causas de muerte. Algunas son tan sorprendentes, de hecho, que decidimos hacer una lista con las 8 más increíbles.

8 – Seguro de vida y fallecimiento por desaparición

seguro de vida y desaparición
Supongamos que te vas de vacaciones a un safari y misteriosamente desapareces.

Hay dos escenarios posibles:

  • Si hay pruebas de muerte, digamos por ejemplo, que tras notar que has desaparecido, salen a buscarte y encuentran tu cadaver o parte del mismo,  así como otros casos tales como un accidente de avión o un naufragio……, los tribunales te declaran oficialmente muerto.
  • Si no hay pruebas de la muerte, por ejemplo, sales por la puerta un día y te secuestran o tienes amnesia, y nunca más te volverán a ver, tu beneficiario tiene que esperar siete años para que te declaren oficialmente muerto. Además, tu beneficiario debe continuar pagando tus primas mientras tanto para tener derecho a tu seguro.

7 – Seguros de vida: fallecimiento en un accidente automovilístico bajo la influencia de drogas o alcohol

seguro de vida en caso de fallecimiento por accidente de circulación

Incluso si tú no causaste el accidente, tú compañía de seguros pagará. Sin embargo, si estás cubierto por muerte accidental además de tu seguro de vida habitual, dando una cantidad adicional en caso de un accidente fatal, no se pagará tu seguro.

Por norma general el seguro pagará, salvo que hayas firmado el contrato con una claúsula del tipo “si el conductor circula drogado o bajo los efectos del alcohol, exonera a la compañía aseguradora……”

Si falleces, hay dos tipos de indemnización, aunque quede demostrado la culpabilidad del conductor:

  • El seguro de vida te cubre el fallecimiento siempre este no haya sido premeditado.
  • El seguro en la póliza del coche para los ocupantes y el conductor), salvo que haya sido un accidente premeditado para cobrar el seguro.

6 – Mueres en la mesa de operaciones

Se cubre todo tipo de cirugía, incluso la cirugía plástica.

5- Te suicidas

Tus beneficios se pagan en su totalidad si falleces dos años después de la compra de tu seguro de vida, en otras palabras, después del período de impugnación. De lo contrario, la aseguradora les dará a tus beneficiarios las primas que pagaste.

4- Mueres por suicidio asistido

El suicidio asistido por un médico entra en la categoría de suicidio de una compañía de seguros. Por lo tanto, su cobertura se paga en su totalidad si falleces dos años después de haber comprado tu seguro.

3 – Mueres de una sobredosis

El envenenamiento accidental (sobredosis) debido a medicamentos o drogas también se considera suicidio.

2 – Mueres practicando salto BASE, paracaidismo, submarinismo, etc.

el seguro de vida te cubre el fallecimiento en accidentes de deportes peligrosos

Tus beneficiarios recibirán tus beneficios si mueres durante una actividad que se considera peligrosa, como parapente, salto BASE, paracaidismo o buceo.

Sin embargo, recuerda que, si participas en cualquiera de estos pasatiempos de forma regular, debes indicarlo al contratar tu seguro.

La aseguradora puede decidir excluir esta actividad de tu cobertura. Si este es el caso y mueres mientras participas en esta actividad, tus beneficiarios no recibirán el pago de tu seguro.

Pero si mueres probando paracaidismo por primera vez, estarás cubierto.

1 – Mueres cometiendo un crimen

Puede parecer extraño que las aseguradoras paguen el seguro de vida de alguien que falleció mientras cometía un delito.

La razón es simple: el seguro de vida está ahí para proteger a tus seres queridos. Por lo tanto, los hijos de alguien que infringe la ley no deben ser castigados por las acciones de sus padres.

En resumen, la mayoría de las muertes están cubiertas.

Dicho esto, te recomendamos que leas atentamente tu contrato de seguro para ver qué se incluye, porque las exclusiones pueden variar de una aseguradora a otra. Además, ten en cuenta que para estar cubierto por tu seguro, siempre debes pagar tus primas. Si no realizas los pagos, tu seguro caducará y no estarás cubierto en caso de fallecimiento.

Si hay algo que todas las aseguradoras, sin excepción, nunca cubren, es el asesinato de un asegurado por un beneficiario. Así que puedes estar tranquilo: el seguro no beneficia a los asesinos a sueldo.