Cirugía Post Parto: Abdominoplastia, liposucción…

521

Cualquier mujer que haya pasado por un embarazo sabe que conlleva cambios físicos inevitables.

A menudo se produce un estiramiento en los músculos abdominales y en la piel, además de generarse depósitos de grasa.

La lactancia puede provocar que los senos cambien de volumen, forma y posición.

El estrés de la crianza puede pasar peaje a la piel, provocando arrugas superficiales, a menudo denominadas líneas de expresión.

El proceso para recuperar la figura es largo, y lleva tiempo, sacrificio y esfuerzo. Muchas mujeres recurren a la cirugía estética para recuperar su figura de forma rápida y eficaz.

¿Qué es el Mommy Makeover?: la cirugía post parto

El Dr. Terrén nos explica que el término anglosajón “Mommy Makeover” se utiliza para designar al conjunto de procedimientos de cirugía plástica y medicina estética que se realizan a las mujeres que acaban de ser madres, con el objetivo de recuperar la figura previa al embarazo.

Este conjunto de tratamientos post parto incorpora diferentes procedimientos de cirugía plástica en una sola operación, y puede ayudar a una mujer a restaurar su cuerpo al estado anterior al embarazo o incluso mejorarlo.

Esos nueve meses pueden pasar factura al cuerpo, dejando músculos abdominales sueltos, pechos caídos y bultos no deseados que no parecen desaparecer ni siquiera con dieta y ejercicio.

El cambio de imagen de la mamá puede abordar todas estas preocupaciones en una sola operación, permitiendo a las mujeres lograr sus resultados completos, con una sola intervención.

Los tratamientos más demandados son la liposucción, la abdominoplastia y los tratamientos de rejuvenecimiento de la piel.

Abdominoplastia post parto o después del embarazo

abdominoplastia post parto

Muchas madres no consiguen restaurar su abdomen mediante el ejercicio.

Con la abdominoplastia se consigue:

  • estirar los músculos abdominales,
  • eliminar el exceso de piel abdominal y
  • mitigar las cicatrices fruto de las cesáreas.

Como resultado de todo ello, las pacientes consiguen un vientre más plano y un abdomen más tenso.

La  abdominoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos más populares. El embarazo estira la piel del abdomen y los músculos, y en la mayoría de los casos, permanece estirado de forma permanente.

El procedimiento de cirugía estética de abdomen está diseñado para centrarse en la sección media, donde se producen muchos de los cambios del cuerpo relacionados con el embarazo.

La cirugía puede tensar los músculos abdominales que se han relajado debido a la expansión del útero. Al volver a unir los músculos, podemos lograr un abdomen más firme y ajustado y una cintura más estrecha.

La abdominoplastia a diferencia de la liposucción que solo elimina la grasa  tal y como nos indica el Dr. Puig también permite la eliminación de la piel floja y caída que afecta al aspecto del estómago.

Los depósitos de grasa residual pueden ser removidos mediante una liposucción para mejorar los resultados aún más y el ombligo puede ser reposicionado para crear un resultado natural.

Para que los resultados de la abdominoplastia se mantengan durante el tiempo, los cirujanos recomiendan que esta intervención se realice cuando ya no se vaya a tener más embarazos despues de la abdominoplastia, ya que en caso contrario un nuevo embarazo podría deshacer los resultados obtenidos.

Liposucción post parto

liposuccion post parto

En algunos casos, una abdominoplastia no es suficiente para crear el aspecto esculpido que quieres conseguir con tu “Mommy Makeover”.

Ya sea que las protuberancias de grasa persistan en la parte media o en otras áreas del cuerpo, la liposucción puede remover la grasa para producir un perfil corporal más suave.

Este procedimiento se puede utilizar junto con la abdominoplastia para mejorar el contorno de la sección media, o en áreas como las caderas, los flancos, los muslos e incluso la parte superior de los brazos para crear un aspecto más delgado.

Muchas mujeres, como consecuencia de los profundos cambios hormonales que acompañan el embarazo y la lactancia, almacenan grasa en los muslos, el abdomen y las nalgas.

Estos depósitos no suelen desaparecer con el ejercicio y los cambios en la dieta.

La liposucción es un tratamiento de cirugía estética extremadamente potente y flexible para eliminar los depósitos de grasa persistentes.

La liposucción no es un procedimiento de pérdida de peso, pero permite ir eliminando pequeñas cantidades de grasa que posibilitan grandes cambios en el contorno corporal de la mujer.

Muchas pacientes combinan la liposucción con la abdominoplastia y otras cirugías.

Aumento de senos

Los cambios en los pechos también pueden ocurrir durante el embarazo y particularmente el proceso de lactancia posterior.

Tus pechos, que una vez llenos y animados, pueden comenzar a caerse y a descolgarse e incluso pueden adoptar un aspecto desinflado.

El aumento de mamas utiliza implantes como una forma de restaurar y aumentar el volumen de tus pechos.

El aumento de senos es un proceso altamente personalizable que le permite seleccionar cuidadosamente el tamaño, la forma y la colocación de sus implantes para crear un aspecto claramente individualizado y proporcional al resto de sus curvas.

Nuestros cirujanos te guiarán a través del proceso de toma de decisiones, para asegurar que se cumplan tus expectativas y se logren tus objetivos estéticos.

Mastopexia o elevación de pecho

Mientras que el aumento puede añadir plenitud a los pechos, no puede hacer mucho para corregir la flacidez que podría haber ocurrido.

Es por eso que un levantamiento de senos es un procedimiento muy frecuente para restaurar los senos a una posición más juvenil y alegre en el pecho.

Este procedimiento no se ocupa del tamaño, pero elimina la piel suelta que es la culpable del efecto de caída.

Rejuvenecimiento facial

rejuvenecimiento facial después del embarazo

La maternidad es una experiencia profunda y mágica, pero también es un proceso muy estresante.

La mujer tiene que hacer frente a las exigencias profesionales, así como a las necesidades de su familia.

Con el tiempo, este estilo de vida puede pasar factura a la piel. La piel suave y juvenil se transforma con arrugas y otras imperfecciones, que muestran signos de estrés, edad y fatiga.

En los últimos años, los tratamientos de la piel han explotado en popularidad, y muchas nuevas opciones emocionantes han sido puestos a disposición. Las técnicas de rejuvenecimiento facial, los peelings químicos, la microdermoabrasión… son procedimientos que pueden ayudar a las madres a rejuvenecer su piel y revolucionar su apariencia.