DOCTOR, ¡QUIERO UNA 100!

0
110

No voy a tratar en esta ocasión de explicar la técnica del aumento mamario; ni siquiera voy a nombrar las cualidades de los diferentes tipos de implante o su forma y tamaño. Voy a intentar dar luz sobre lo que parece obvio: cada mujer necesita una talla de sujetador diferente. Más aún, dos mujeres con el mismo tamaño de pecho pueden llevar una talla de sujetador distinta.

Entonces ¿por qué  algunas mujeres, muchas, que vienen a mi consulta o visitan clinicadrterren.com demandando un aumento de senos piden ilusionadas la misma talla de sujetador que han visto a una amiga o hermana cuya altura y peso probablemente son diferentes? ¿O cuando directamente solicitan un volumen determinado de prótesis creyendo que ese tamaño proporciona siempre la misma talla de sujetador?

Más del 90% de las mujeres en España desconoce cuál es su verdadera talla de sujetador; cerca de un 70% no usa el que le corresponde, lo que provoca un 30% de las consultas médicas relacionadas con dolores de mama o espalda y otras alteraciones por llevar un sujetador inadecuado, según responsables de una marca de lencería y estudios médicos.

aumentoblog1En un aumento del busto el cirujano plástico puede conseguir variar el tamaño del pecho. ¡Por supuesto! ¿Entonces, por qué no me pone una 100?

Voy a intentar explicarlo. La talla del sujetador consta de una cifra (90, 95…) que corresponde al contorno del tórax, y de una letra (A, B…E) que define el tamaño de la copa (parte más voluminosa del busto). ¿Fácil? Voy a complicarlo un poco.

A la medida del contorno del tórax, tomada con una cinta métrica a la altura del surco inferior de los pechos (contorno bajo busto), se le suma 15 y se redondea (p. ej. 67 cm + 15 = 82, es decir 80), con lo que sabremos el contorno del sujetador.

Ahora obtendremos la copa. Medimos el pecho en su parte más prominente (se puede hacer con un sujetador básico sin apretar) y anotamos la cifra obtenida; a continuación le restamos la medida del contorno bajo pecho y obtenemos una nueva cifra en cm que es el contorno del busto. Aquí va la fórmula

Talla copa (cm) = contorno busto (cm) – contorno tórax bajo busto (cm)

Ahora solo tenemos que convertir esos cm en letras mediante la siguiente lista:

11 – 13 cm = A; 14 – 16 cm = B; 17 – 19 cm = C; 20 – 22 cm = D; 23 – 25 cm = E; 26 – 28 cm = F

Pongamos un ejemplo: una mujer con un contorno bajo pecho de 85 cm y un contorno del busto de 96 cm utilizará un sujetador de la talla 100 (85 + 15) y una copa A (96 – 85 = 11), es decir, pedirá en su tienda una 100A (sin relleno añadido).

¡Magnífico! Ahora ya podemos decirle a nuestro(a) cirujano(a) plástico(a) que queremos dos tallas más de sujetador, y éste(a) elegirá un volumen de prótesis mamaria equivalente a los cm que necesitaremos para obtener una 100C, al menos 6 cm más de los que tenemos.

Otra cosa bien distinta es cuando vayamos a la lencería y no nos den lo que pedimos, porque sencillamente no lo tienen. Existen tallas distintas según el fabricante en función de su interpretación o diferente manera de cortar el material. También se utilizan tablas que permiten al vendedor facilitar una talla equivalente a la obtenida: una 100A puede ser sustituida por una 95B aunque su estética se va a ver perjudicada.

Por último, es necesario que la mujer determine los cambios en su talla a lo largo de la vida, ya que es indispensable vestir la prenda de sujeción adecuada si quiere evitar daños en la piel o las mamas. Es parte de una buena calidad de vida.

Dr. Julio Terrén

Cirujano Plástico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here