REFLEXIONES SOBRE SALUD Y BIENESTAR

0
424

Nuestro estilo de vida actual se ha convertido en un caldo de cultivo ideal para numerosos problemas físicos y psicológicos, ya que las prisas, el estrés, las obligaciones y las tensiones de todo tipo nos afectan negativamente, además de acumularse día a día. Ansiedad, nervios, insomnio e incluso problemas de estómago o de espalda, denominados habitualmente psicosomáticos, son cada día más comunes, y se relacionan directamente con las dificultades para desconectar de los mencionados problemas. Por ello se hace necesario ser consciente de esta situación, y utilizar herramientas adecuadas para contrarrestar estos efectos que tan perjudiciales pueden ser para las personas. Algunas de ellas ya las usamos de manera natural sin reparar en su importancia, como por ejemplo tomarnos determinados momentos a lo largo de la semana, e incluso a diario, para desconectar nuestra mente de los problemas que nos preocupan, y así poder afrontar con garantías las demandas tan exigentes que nuestro modo de vida nos reclama.

Tener esto en cuenta y disponer de mecanismos para reducir estos efectos nos pueden mantener a salvo. La importancia de contar en nuestras vidas con actividades que nos distraigan y despejen, relacionarnos con otras personas y compartir nuestros pensamientos, además de la realización de ejercicio físico moderado, o simplemente pasear en contacto con la naturaleza constituyen buenos métodos de prevención; si además realizamos unos sencillos ejercicios de relajación, bien a diario, bien varias veces por semana, multiplicaremos los efectos beneficiosos para nuestro organismo. Existen muchos y diferentes métodos de relajación y actividades que la incorporan en sus tareas, como yoga, meditación, mindfulness, etc… y la mayoría de ellos utilizan la respiración junto con la concentración para alcanzar estados de bienestar y tranquilidad durante unos minutos, que nos permitan serenar nuestro cuerpo y nuestra mente. Utilizar todo esto o parte de lo aquí expuesto nos aportará momentos de bienestar imprescindibles para nuestro buen funcionamiento y que nos “cargarán” de energía durante el resto de la jornada, e incluso de la semana. A través de cursos y clases, o bien en consulta psicológica, resultará fácil aprender y desarrollar algunas de estas técnicas y aprender a utilizarlas en cualquier momento que las pudiéramos necesitar, o simplemente ayudarnos a mantenernos equilibrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here