REDUCCIÓN DE MAMAS

0
25
La Reducción de mamas, técnicamente llamada Mamoplastia Reductiva, es una intervención quirúrgica en la que se va a conseguir la reducción y el remodelamiento de los senos.

Las mamas muy grandes pueden provocar en la paciente problemas de tipo físico como son dolor de espalda, aparición de erosiones en el surco submamario por el roce y el sudor. Por otra parte y sobre todo en edades más jóvenes, pueden dar lugar a problemas psicológicos derivados de este excesivo volumen de los senos que pueden afectar al entorno de relación de la mujer. Para conseguir una Reducción de Mamas se pueden emplear varias técnicas, por lo que valoraremos la técnica más adecuada de forma individualizada para cada paciente.

TÉCNICA QUIRÚRGICA

La reducción de pechos se realiza habitualmente con anestesia general y con una permanencia en la clínica de 24 horas, siendo valorada posteriormente en la consulta hasta la finalización del proceso.
En la mayor parte de los casos, se realiza una incisión circular alrededor de la areola prolongada por una incisión vertical hasta el surco submamario. Este tipo de incisión tiene una cicatrización muy favorable. En otros casos, considerando factores como la edad, volumen excesivo o grado de caída de la mama, se debe añadir una incisión que recorre el surco submamario. Generalmente esta incisión queda muy bien disimulada por la forma de la mama que descansa sobre este surco.
Durante la intervención, se reseca la piel, glándula y grasa excesiva, se reduce la areola y se coloca en su situación correcta, remodelando la mama posteriormente.

POSTOPERATORIO Y EVOLUCIÓN

Después de la intervención se coloca un vendaje durante 24 horas y recomendamos el uso de un sujetador especial durante uno o dos meses.

  • El dolor postoperatorio de una Reducción de mamas suele ser de leve a moderado y desaparece progresivamente en dos a cuatro días. Se suele asociar una analgesia suave en el postoperatorio.
  • En los primeros días postoperatorios, las mamas presentan un aspecto “raro”, con mucho relleno en los cuadrantes superiores y un aspecto aplanado en la parte inferior. Esta forma se irá normalizando y remodelando progresivamente a partir de la segunda semana.
  • Independientemente del tipo de técnica empleada, recomendamos no utilizar sujetadores con aros durante los tres primeros meses.

RIESGOS POSIBLES
Como toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos en la misma. Suelen aparecer equimosis leves en la zona inferior de la mama que desaparecen espontáneamente en 7-10 días.

La cicatrización, aunque suele ser buena, puede dar lugar a algún tipo de cicatriz ancha o roja que podría revisarse aproximadamente al año de la intervención.

La alteración de la sensibilidad del pezón, aunque no es frecuente, puede aparecer en casos de mamas grandes y muy voluminosas.

Contacte con nosotros para realizar alguna consulta relacionada con la reducción de mamas.
Las consultas realizadas son estrictamente confidenciales. Le contestaremos con la mayor brevedad posible.

Dr. Julio Puig Melo
Cirujano Esp. Pechos Julio Puig

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here