ABDOMINOPLASTIA

0
11

EN PACIENTES QUE HAN TENIDO AUMENTOS DE PESO Y PÉRDIDA POSTERIOR, O EN MUJERES QUE HAN TENIDO VARIOS EMBARAZOS, SUELE HABER UNA FLACIDEZ GENERAL DE LA PIEL DEL ABDOMEN, MUCHAS VECES CONCOMITANTE CON LA DE LOS MÚSCULOS SUBYACENTES. LA ABDOMINOPLASTIA, ES UNA INTERVENCIÓN DESTINADA A ELIMINAR EL EXCESO DE PIEL Y GRASA DESDE LA ZONA MEDIA DEL ABDOMEN HASTA LA PARTE INFERIOR DEL MISMO, Y AL MISMO TIEMPO, TENSAR Y FIJAR A LA ZONA CENTRAL LOS MÚSCULOS DE LA PARED ABDOMINAL.

Técnica Quirúrgica

La intervención se puede realizar con anestesia general o con anestesia epidural. El período de estancia en la clínica suele ser de uno o dos días, siendo valorada posteriormente en la consulta hasta la finalización del proceso.

abdominoplastia puig2Se practica una incisión transversal inmediatamente por encima del vello pubiano que se prolonga lateralmente por la ingle, de tal modo que posteriormente quedará oculta por la ropa interior. Se libera la piel del abdomen para permitir su descenso y de este modo valorar el grado de exceso de la misma.

A través de la misma incisión, se realiza una aproximación de los músculos abdominales cedidos, restaurarando la tensión de la pared abdominal. Por último se elimina el sobrante cutáneo.

En muchas ocasiones y siempre dependiendo de las características propias de cada paciente se combina esta intervención con una Liposucción de las zonas laterales del abdomen.

 

Postoperatorio y Evolución

    • El dolor postoperatorio de una Abdominoplastia es leve o moderado, y desaparece totalmente a los tres o cuatro días, requiriendo de una analgesia pautada.
    • Recomendamos la utilización de una faja abdominal durante un periodo de dos a cinco semanas.
    • Durante las primeras semanas, sobre todo si se ha asociado una liposucción, existe un edema cutáneo que tiende a remitir progresivamente en un mes.

Riesgos Posibles

Como en toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos en la misma:

  • Seroma. Es el acúmulo de un líquido amarillento que puede aparecer hacia el cuarto-quinto día. Se cura espontáneamente o se drena por punción en la consulta.
  • Es muy frecuente la disminución de la sensibilidad por debajo del ombligo que se recupera a los pocos meses.
  • Aunque habitualmente la cicatrización de la piel es muy poco visible, en algunos casos puede aparecer alguna cicatriz más inestética, que suele mejorar en el plazo de un año, aunque se puede realizar una revisión de la misma pasado este tiempo. Más que en ninguna otra intervención de cirugía estética vale la frase de que “El cirujano hace la sutura, pero el paciente la cicatriz”.

Si deseas saber más, te recomendamos el siguiente vídeo:

Dr. Julio Puig Melo
Cirugia en Valencia Julio Puig

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here